lunes, 16 de junio de 2008

Innbsruck 24/7: ¡Qué bonita está Innsbruck!

Francisco Ortí y José David López (Corresponsales en Innsbruck)

¡Qué bonita está Innsbruck! No sé si es porque nos hemos acostumbrado al paisaje alpino, porque las victorias de España nos hacen ver todo de otro color o porque Suecia y sus mujeres han desembarcado en la ciudad. Apostad vosotros mismos.

La verdad es que el ambiente es cada día mejor. Crece la emoción gracias a que en el torneo ya se está aplicando la teoría darwinista de la supervivencia del más fuerte. Y en las calles de la ciudad hay un mestizaje de aficiones que contribuye al buen ambiente.

El alma de la fiesta es, sin duda, un hombre de nacionalidad desconocida que se sitúa en una esquina de la Fan Zone armado con un megáfono con el que intenta amplificar la música de su móvil. En la Fan Zone suena música casi 24 horas al día –sólo se apaga mientras se juegan los partidos-, pero el enigmático ser del megáfono parece tener la intención de formar su propia sala VIP. Por el momento, no ha logrado muchos adeptos.

Eso sí, la afición sueca es la más numerosa. Suecia juega los dos últimos partidos de la fase de grupos en Innsbruck y muchos seguidores escandinavos decidieron quedarse en la ciudad después del partido ante España. Curiosamente, cuando España era la afición con mayor representación el tiempo era mejor, pero ahora con los suecos las temperaturas han bajado. A pesar de que ellas provocan justamente lo contrario.

Sin embargo, el descenso de temperaturas no se ha visto reflejado en las costumbres de los habitantes tiroleses. Su uniforme diario continúa formado por una camiseta de manga corta, un pantalón también corto, y los reglamentarios calcetines bajos las sandalias. Algunos, incluso, se pasean alegres con un helado en la mano, mientras que nosotros nos escondemos tras chaquetas, sudaderas, camisetas interiores, y nos acordamos de la madre de quien no ha inventado todavía una estufa para llevar bajo la ropa.

En cuanto al ambiente en la carpa de periodistas lo más destacable fue la llegada de una pata de jamón enterita. El Mesón Cinco Jotas venía obsequiando a los enviados especiales con unos platitos de exquisito jamón, pero a la vista ha estado que era insuficiente. La de periodista es la profesión con mayor índice de `Carpantas´ por lo que los platos se vaciaban en cero coma. La pata de jamón no duró mucho más, tampoco les vamos a engañar.

1 comentario:

MUNDO FUTBOLERO BLOG dijo...

Que momento que estan pasando, bueno che esperemos que sigan asi de bien, un abrazo grande y pasate por el blog.

www.mundofutboleroblog.blogspot.com