jueves, 12 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Alemania muestra su peor imagen

Por Ander Barroso.-

Un arranque de menos a más

Sorpresa mayúscula en el Grupo B, donde la favorita Alemania perdió tres puntos en su encuentro con Croacia. Los germanos se impusieron en el primer partido frente a Polonia y querían asegurarse su billete de cuartos antes de llegar al último partido de esta primera fase. Sin embargo, la derrota ante los croatas les obliga a abonarse a la genialidad de sus futbolistas en el tercer y definitivo partido.

En cambio, Croacia está en cuartos y se le han abierto las puertas del torneo de par en par. La victoria ante Alemania significa mucho para el cuadro de Slaven Bilic. Lo más importante de todo es la clasificación a cuartos. También sirve para volver a confiar en el equipo, que en el primer partido contra Austria no terminó de convencer.

Los croatas también lo tienen bastante bien en el tema de conocer a su futuro rival de cuartos. A falta de una jornada por disputar, el combinado balcánico es líder de su grupo y depende de sí mismo para acabar la primera fase en esa posición. Las opciones de que ello ocurra son altas, puesto que el empate frente a Polonia cumpliría el sueño actual de Croacia.

Y es que acabar primera de grupo sería importantísimo para los de Bilic, puesto que probablemente no se medirían con Portugal hasta las semifinales, mientras que en cuartos se verían las caras con una selección menos peligrosa como podrían ser Turquía o la República Checa. Dos combinados inferiores al croata, visto lo visto en el choque frente a Alemania. Todo esto, siempre que acabe como primera de grupo.

Para mí es un deber analizar el equipo croata. Cuenta con un buen portero, Pletikosa, una buena defensa con Simunic y Kovak al mando. Un centro del campo espléndido, con la sensación del torneo hasta ahora, Luca Modric, y gente de la experiencia de Kranjcar y Srna. Mientras que arriba, Ivica Olic no está dejando indiferente a nadie.

Alemania no está para el título

El debut de Alemania en esta Eurocopa frente a Polonia fue engañoso. Principalmente, porque al cuadro germano le dimos un nivel de calidad que no tiene. El combinado germano no llegó al torneo con buenas sensaciones, pero su victoria contra el cuadro de Leo Beenhakker, hicieron desaparecer por momentos el pesimismo germano. Pero éste, ha vuelto a aparecer tras el choque ante Croacia.

El seleccionar Joachim Low tendrá que tener la cabeza al máximo de revoluciones buscando soluciones, porque Alemania está bastante verde. En casi todas sus zonas tiene problemas gordos. Y eso, al fin y al cabo, te acaba matando. Sólo puedes seguir vivo así si te aferras a las individualidades de tus futbolistas y al siempre inevitable factor suerte.

Si repasamos el once de Alemania de detrás hacia delante, llegamos a la conclusión de que este equipo tiene problemas en todas sus posiciones. Empezando por portería, donde Lehmann sigue siendo titular más por su historia que por su situación actual. Está lentísimo y cada vez le faltan más reflejos.

Atrás, la solidez de Mertesacker y Metzelder vuelve a estar en entredicho tras la batalla perdida con el croata Olic, uno de los delanteros que más me están gustando hasta ahora. En la medular, Ballack no está siendo el timón de equipo que se esperaba, mientras que Frings tampoco está cumpliendo con las expectativas. Por ello, Alemania sólo puede abonarse a la pegada de ambos, hasta ahora desaparecida.

Mientras que en ataque, el sabor de que boca que a día de hoy tengo es agridulce. Y es que hay un delantero alemán que esta brillando y otros dos que están desaprovechando una fantástica oportunidad de demostrar su verdadero nivel. Obviamente, me estoy refiriendo al máximo goleador del torneo junto a Villa, Lucas Podolski, y a Mario Gómez y Miroslav Klose, dos buenos delanteros que no están afinados.

6 comentarios:

fernando dijo...

Alemania no dio la talla, pero no se la puede descartar. Muchas veces ha empezado mal o peor, y ha acabado llegando a la final y ganando el título. Un abrazo.

José Mª dijo...

En estas competiciones es mucho más importente ir de menos a más que al contrario, aunque hay que decir que ninguna de las dos selecciones puede augurar ni éxito ni fracaso para el futuro, todo está aun en el aire, Croacia es verdad que está en cuartos pero debe de trabajar porque el rival que le toque no le regalará nada.
El partido no pude verlo.
Un saludo.

Diego dijo...

Alemania no jugo demasiado bien, Odonkor salio, como lo hizo?
un saludo

Zorro de Segovia dijo...

pregunta: ¿con quién irá el árbitro en el Austria-Alemania? ¿con el favorito, o con el anfitrión?

KCO dijo...

Está claro que ahora mismo Alemania tiene un punto débil clarísimo, y es la portería, demarcación desde la que, según los entendidos, se construyen los buenos equipos de fútbol.

La cabezonería de ciertos entrenadores por mantener a los porteros veteranos como titulares (ya lo hizo Domenech con Barthez en su último campeonato en lugar de sacar a Coupet, mucho más en forma que él), bloquean el ascenso de porteros más jóvenes que en muchas ocasiones están en mejor forma, como es el caso de Lehmann.

Es imposible que un portero que no ha jugado en toda la temporada rinda a buen nivel.

Claudel dijo...

La verdad es que me decepcionó Alemania, fue un equipo mediocre y ramplón. Croacia se resume en un Modric estelar. Realmente hay que ver lo mal que le va a Alemania cuando se enfrenta a Croacia ¿recordáis el 3-0 que le endosó en el Mundial?