jueves, 19 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Alemania desnuda a Portugal

Por Ander Barroso.-

Portugal y Alemania ratificaron en el primer encuentro de los cuartos el buen fútbol que estamos viendo en esta Eurocopa. Ambas selecciones dieron el máximo y el encuentro se disputó a una intensidad altísima, lo que siempre es de buen gusto para el espectador. Además, el partido tuvo emoción hasta el último segundo y el resultado final fue inesperado.

Y es que la selección lusa llegaba a los cuartos en un estado de forma, aparentemente superior al de Alemania. Puede que fuese así, pero el combinado de Joachim Low atacó a Portugal exactamente dónde más daño podía hacerle. Claro está que el seleccionador alemán y sus futbolistas prepararon a la perfección cómo meter mano al cuadro portugués, que no tuvo su mejor partido.

El partido fue apasionante porque en él había dos equipos totalmente diferentes, con esquemas distintos, pero a la vez con una calidad impresionante. De entrada, Portugal salió con las ideas más claras y se hizo con el dominio del partido. El futbolista más decisivo del equipo de 'Felipao’ fue Deco, que en esta Eurocopa ha vuelto a mostrar todo su potencial, que no es escaso.

Durante un buen tramo del primer tiempo Alemania las pasó canutas, pero Portugal volvió a echar en falta la presencia de un delantero con olfato goleador. Nuno Gomes no es un mal ariete, pero no tiene apenas gol y eso es algo fundamental para un atacante. Cristiano tampoco estuvo del todo inspirado, mientras que la pronta lesión de Moutinho terminó por desquiciar a los lusos.

En realidad, lo que desquició a Portugal fue el tanto de Schweinsteiger. Y es que Podolski aprovechó uno de los pocos despistes en todo el partido de Bosingwa, un lateral que me ha encantado, para hacer una asombrosa pared con Ballack antes de llegar casi hasta la línea de fondo y meterla al area, dónde el ‘rubio’ del Bayern apareció para sorpresa de Pepe y Carvalho y batió a Ricardo.

Un auténtico golazo, pero cruel, puesto que Portugal había hecho muchos más méritos para marcar. No aprovechó sus acciones, al contrario que Alemania. Y es que, el 0-2 no tardó en llegar. Una falta a balón parado fue rematada por Miroslav Klose, quién consiguió acabar con su sequía goleadora. Buen gol del ‘killer’ alemán, aunque también es cierto que la zaga lusa pudo hacer más.

Quiero destacar el papel de Low en la victoria de su selección. El seleccionador estadounidense vivió el partido en una pequeña sala que estaba abandonado en la parte de arriba del campo. El técnico de Alemania demostró ser un gran entendedor del fútbol, puesto que apostó por el planteamiento perfecto para meter maño a Portugal y encima su selección estuvo lista en las acciones a balón parado. Seguro que Low les había hecho saber a los suyos de los problemas del rival a balón parado.

Con el 0-2, Alemania retrasó sus líneas y Portugal volvió a hacerse con el balón, aunque su domino del partido nunca volvió a ser tan aplastante como en el arranque del partido. Sin embargo, los germanos se hicieron mucho daño a sí mismos por el simple hecho de cerrarse tanto atrás, algo que aprovechó la selección lusa para recortas distancias, con un tanto de rechace de Nuno Gomes, que marcó el gol y no hizo mucho más.

Los portugueses salieron con el mismo planteamiento agresivo que realizaron en los últimos compases del primer tiempo, pero Alemania volvió a aprovecharse de sus carencias para mover nuevamente el marcador. Otra vez a balón parado. Y otra vez la defensa de Portugal careció de seguridad a la hora de defender a balón parado , en especial Ricardo, un guardameta que pide un recambio con urgencia. El gol de Ballack, que ya suma dos.

A raíz de su tanto, las opciones de los de Scolari volvieron a ser mínimas, en buena medida por sus problemas a la hora de ver portería. Pese a ello, Portugal volvió a recortar distancias muy al final, con un tanto de Helder Postiga que devolvió la ilusión a todos los lusos. Pero estos esperaron un milagro que finalmente no llegó en los último cinco minutos.

Sinceramente, la eliminación de Portugal en cuartos es toda una sorpresa para mí, puesto que el cuadro luso había realizado una buena primera fase. Sin embargo, la exigencia de un torneo como la Eurocopa es realmente alta y si quieres ganar, tienes que estar acertadísimo, porque de lo contrario te pasará lo que le pasó a Portugal: sus pocas carencias eliminaron sus cualidades. Alemania no hizo tantas cosas como los lusos, pero todas las que hicieron estuvieron bien hechas.

2 comentarios:

Álvaro dijo...

Hola,qué tal?

Deco movió a su equipo a la perfección pero estos no supieron aprovechar las ocasiones.El cambio de Moutinho por lesión también se noto sobre el campo.

La diferencia entre Portugal y Alemania fue que Alemania hizo un juego directo a la contra y supo rematar sus contraataques.

CRonaldo estuvo fatal.


Saludos

www.hablemosdfutbol.blogspot.com

Claudel dijo...

Alemania siempre está ahí. Con todas las críticas que ha levantado con su juego en la fase de grupos y ya está en semifinales. Según la costumbre gana quien no empieza jugando bien. Ojalá no sea así esta vez, sobre todo por España