domingo, 29 de junio de 2008

Sed de historia

Por Francisco Ortí.-

No se sabe lo que es la sed hasta que se bebe por primera vez. España, de profesión derrotada, quiere sentir como un largo trago de gloria recorre su garganta. Anhela padecer esa sed de historia que tan bien conocen otras selecciones como la italiana o la alemana.

24 años después de su última final y 44 desde que levantó su último, y único, título, la selección española ha puesto fin a su pábulo noviazgo con el anonimato para tener una cita en Berlín con la femme fatale del éxito. La candidata al corazón de la Roja no es una mujer de ideas fijas, cambia con frecuencia de amante, pero suscita emociones imborrables para la memoria.

La España de Luis Aragonés ya hizo historia a nivel peninsular rompiendo la maldición de los cuartos de final al vencer en la tanda de penaltis a Italia, pero esta selección "no ha venido a la Eurocopa para conformarse con pasar de cuartos", como han reiterado los componentes de la Roja.

Escribir su nombre en la historia de España no era suficiente, la Roja quería llegar a lo más alto y engalanado con oro bajo la intensa lluvia de Viena selló su billete a la final dejando en el camino a la sorprendente Rusia. En el duelo entre dos de los abanderados del fútbol ofensivo quedó claro que el orden que impone la métrica también es necesario para escribir poesía.

Este domingo, España asistirá a la cita con la que ha estado soñando durante tanto tiempo. El último obstáculo que le impide acariciar el éxito es la industria germana. La rocosa, hormigonada y supermusculada Alemania pondrá a prueba la imaginación y descaro de los pequeños españoles.

Viena, tierra de grandes músicos y defensora de artistas, volverá a ser el escenario de las aventuras de la ambiciosa selección española. Faltando escasas horas para la final, tanto en España como en Viena si uno abre la ventana respirará el mismo aire: el de la esperanza.

sábado, 28 de junio de 2008

España quiere el reinado europeo ante Alemania

Francisco Ortí y José David López (corresponsales en Viena)

Una fecha histórica

El ganador histórico contra la biografía del fracaso. El ejercito de gigantes contra la sinfónica de enanos. El poderío físico contra el poder del talento. O lo que es lo mismo Alemania contra España. Hay muchas maneras de describir el duelo que protagonizarán alemanes y españoles sobre el césped del Ernst Happel de Viena con el título de campeón de Eurocopa como telón de fondo.

En la capital austriaca se enfrentarán dos selecciones de pasados antónimos y presentes contrapuestos. El extenso palmarés de los alemanes cara a cara con la desierta sala de trofeos de la selección española. El fútbol industrial alemán se medirá a la poesía que ha escrito con el balón la Roja a lo largo de toda la Eurocopa. El ansía de hacer historia contra la histórica costumbre de vencer.

La final de esta Eurocopa aparece ya con letras de oro en la histórica de la selección española. Después de superar la maldición de los cuartos de final, España vio como se le allanaba el camino hacia el éxito por primera vez en 24 años, cuando alcanzó su última gran final.

En aquella ocasión, en 1984, España salió derrotada por aquel famoso error de Arconada. Así pues, hay que remontarse hasta 44 años antes para encontrarnos con la última, y única, vez en la que España saboreó las mieles del éxito. 1964 es la fecha que toda España recuerda como ejemplo y la generación actual necesita renovarlo con un título en color.

De la ausencia de Villa a la incógnita de Ballack

Una de las notas del partido estará en el banquillo y en las ausencias. El banquillo español tendrá a David Villa, máximo goleador del torneo y pieza clave en el funcionamiento ofensivo de la ‘Roja’ hasta la fecha. Su lesión ante Rusia en las semifinales, le deja fuera por una pequeña lesión muscular.

Por parte española, se ha dejado caer que Cesc Fábregas será su sustituto como ya lo fuera cuando el asturiano se tuvo que retirar ante los rusos. La entrada del mediocentro hace que España gane en presencia en mitad de cancha, ganando así un efectivo más en su intención de llevar el ritmo de juego y el control de La posesión. Junto a Xavi, Iniesta y Silva, forman el mediocentro que más toque tiene de todo el torneo y el que más se ajusta a la planificación y estilo que propone Luis Aragonés.

Otra alternativa sería dar entrada a Guiza y no trastocar el sistema que viene siendo habitual, ya que el aún mallorquinista sería el reemplazante ideal por su condición de delantero. Sin embargo, esta posibilidad se cae con el paso de los minutos y, tal y como ha dejado ver Luis, prefiere al ‘pichichi’ liguero para tener una carta en caso de necesitar fuerza atacante a lo largo del partido.

En Alemania, la noticia saltó en el último entrenamiento. Ballack, estrella y capitán germano y, desde luego, pieza clave en el plan de Joachim Low, no terminó el entrenamiento previo a la finalísima y se retiró dolorido en su gemelo. Lleva dos días sin poder entrenar y aunque se especula su baja, muy mal debería estar el mediapunta del Chelsea para dejar escapar tal escaparate.

La nota opuesta viene de la mano de Frings, que se ha recuperado tras romperse una costilla ante Austria y ser baja contra Turquía. El mediocentro destructor vuelve al once inicial y podría acompañarle Borowski si, finalmente, se cayera del equipo Ballack.

Precaución y optimismo

Cómo es habitual en las grandes citas, ambos contendientes han recibido sus respectivas dosis de elogios del rival. La típica lisonja u ofrenda de paz antes de la obligatoria guerra.

"Mañana hay que respetar al rival, que nada más y menos se llama Alemania", declaró Luis Aragonés, quien también repartió jabón para Michael Ballack, a quien considera "un gran jugador". Además, el Sabio destacó el poderío físico alemán y señaló que se enfrentará a una "gran selección".

Low, por su parte, confesó que ve a España como la mejor selección de Europa y adelantó que Alemania tiene potencial en el banquillo para cubrir la ausencia de Michael Ballack.

Alineaciones probables:

ALEMANIA: Lehmann; Friedrich, Mertesacker, Metzelder, Lahm; Hitzlsperger, Frings, Ballack, Schweinsteiger; Podolski y Klose.

ESPAÑA: Casillas; Sergio Ramos, Marchena, Puyol, Capdevila; Iniesta, Senna, Xavi, Silva; Cesc Fábregas y Fernando Torres.

Árbitro: Roberto Rosseti (ITA).

Estadio: Ernst Happel, de Viena.

Hora: 20.45

miércoles, 25 de junio de 2008

España busca su final ante Rusia

Francisco Ortí y José David López (Corresponsales en Innsbruck)

Día histórico tras una espera de 24 años

Arranques opuestos pero similares progresiones han tenido los dos semifinalistas por la parte baja del ‘cuadro’. España está ante su gran oportunidad, un día histórico que parece más cerca que nunca tras haber zanjado de una vez por todas los temores inevitables en los fatídicos cuartos de final. Con Italia ya en casa y un grupo crecido y convencido de que 2008 debe ser el año del éxito, la ‘Roja’ quiere su final, la que lleva esperando desde 1984 y aquella trágica tarde con Arconada como protagonista gris.

Con Luis Aragonés a punto de cerrar su aventura en la Selección, el ‘Sabio’ quiere salir por la puerta más grande, la de los campeones, lo que le haría ser el técnico más laureado en la historia del combinado español. Si gana a Rusia, logrará superar los mejores registros y tendría ‘a tiro’ el título de campeón de Eurocopa. El mejor final posible ahora que ya ha cerrado su fichaje por el Fenerbahce.

Rusia no quiere repetir derrota

Guus Hiddink y sus pupilos estuvieron muy cerca de decir adiós al torneo ya en la primera fase, cuando España les goleó (4-1) en un debut amargo que ahora parece irrepetible. Los del holandés reaccionaron con un fútbol alegre, vertical, ofensivo y de derroche que refleja el hambre y compenetración de un equipo atrayente desde muchos sentidos.

Sin embargo, aquella primera toma de contacto es un simple recuerdo de un torneo que ha dado un vuelto enorme desde entonces. Rusia ganó con suficiencia a Grecia y desarboló a Suecia con la aparición de Arshavin, uno de los nombres propios del torneo. Su exhibición ante Holanda que sirvió para dejar a los oranjes en el camino, ha dado la vuelta al mundo y supuso la explosión de un auténtico crack.

Sin embargo, no está solo. El gran desempeño de Zhirkov en el lateral izquierdo, así como la gran movilidad del goleador Pavlyuchenko, son armas con peligro evidente. Pese a estas individualidades, Hiddink ha logrado una fuerza colectiva difícilmente superable. Una ‘piña’ en torno a un técnico experto, especialista en levantar a selecciones necesitadas y, desde luego, que ya ha avisado sobre lo diferente que será esta semifinal respecto al debut.

Hiddink sólo tendrá dos bajas para este encuentro. Ambas por sanción. El defensa central Denis Kolodin y el centrocampista Dmitri Torbinski se perderán el partido. Además, Ivan Saenko es duda por problemas físicos.

La Roja, con el mismo bloque

Para la histórica cita ante Rusia, Luis Aragonés confiará en el mismo bloque que le ha funcionado tan bien durante toda la competición. El Sabio piensa que cuando las cosas van bien no hay que tocarlas y por este motivo repetirá el mismo once que rompió el maleficio de los cuartos de final.

Así pues, España volverá a formar con Casillas en la portería, Sergio Ramos y Capdevila en las bandas flanqueando a Puyol y Albiol. Senna será el encargado del trabajo sucio en el centro del campo, ejerciendo de escolta para beneficio de Xavi, Iniesta y Silva. Arriba, la pareja con más pólvora de la Eurocopa: David Villa y Fernando Torres.

Consciente de la importancia del encuentro, Luis Aragonés ha preparado a conciencia cada detalle. El seleccionador ha atado en corto a Sergio Ramos, para que reduzca su alegría ofensiva ante las continuas embestidas de Zhirkov y Arshavin por su banda.

Además, la Roja ha trabajado con especial insistencia las jugadas a balón parado. Tanto en defensa como en ataque, para evitar encajar goles en jugadas de este tipo como ya le sucedió contra Rusia en el primer partido de la Eurocopa.

Alineaciones probables:

ESPAÑA: Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Senna; Iniesta, Xavi, Silva; Villa y Fernando Torres.

RUSIA: Akinfeyev; Anyukov, Ignashevich, Shirokov, Shirkov; Zyryanov, Semak, Shemchov, Bilyaletdinov; Arshavin; y Pavlyuchenko.

Árbitro: Frank De Bleeckere (BEL).

Estadio: Ernst Happel, de Viena

Hora: 20.45

domingo, 22 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Casillas 1-0 Buffon

Por Ander Barroso.-

Ahora si que tenemos que estar orgullosos de esta selección. Después de una gran primera fase, el optimismo entorno al equipo español aumentó tal y como se esperaba. A partir de ese instante, ha habido dos tipos de pensamientos en todo el país: el del optimismo y el de la cautela. Mi pensamiento era este último, porque enfrentarnos en cuartos a Italia era algo que me horrorizaba.

No por España, sino por la selección ‘Azzurra’. A pesar de que el equipo de Roberto Donadoni había realizado una primera fase discreta y se metió en cuartos de puro milagro, Italia seguía provocándome mucho respeto. Principalmente, porque el combinado transalpino siempre se ha crecido en los momentos importantes y el de hoy bien que lo era.

Sin embargo, la España de Aragonés estuvo a la altura del partido, mostrando personalidad y encanto por el fútbol. Italia no tuvo el dominio del encuentro en ningún momento. Puede que algunos pongan como excusa la ausencia de Pirlo y Gattuso, dos futbolistas importantes en la medular. Pese a ello, lo que verdaderamente mató a Italia fue la poca calidad de sus futbolistas y el planteamiento de su técnico.

Y es que Italia se mostró como un equipo inferior a España en todo momento. La principal misión de los italianos siempre estuvo en destruir el fútbol ofensivo de los de Luís. La ‘Azzurra’ defendía en muchas acciones con hasta nuevo futbolistas, pero el paso del tiempo demostró que la táctica italiana no era la acertada, pues en la prórroga acusaron el esfuerzo físico realizado y sólo la suerte les mantuvo en el partido.

La gran decepción italiana, sin tener en cuenta a Donadoni, tiene nombre y apellido. Se llama Luca Toni, un delantero que llegó a esta Eurocopa con el pensamiento de hacer muchos goles y se va sin estrenarse. Todas las esperanzas en el aspecto ofensivo pasaban por sus botas, más bien por su cabeza, pero Puyol y Marchena la frenaron de maravilla y además se encontró demasiado solo arriba.

La batalla en el centro del campo también fue España. La ‘Azzurra’ apostó por una presión al hombre y eso provocó que a la ‘Roja’ le costase más hacer su fútbol. Sin embargo, la movilidad y paciencia de los Iniesta, Silva, Cazorla y compañía provocó que la continua presión de Italia acabase desapareciendo, porque se fundieron de tanto correr.

Si los de Donadoni aguantaron los 120 minutos sin estar por detrás en el marcador, obviamente fue por la actuación de su estrella y capitán. Gianluigi Buffon es el diamante más importante que tiene esta Italia y cuando se confirmó la tanda de penaltis empecé a ver más cerca la clasificación a las 'semis' de la ‘Azzurra’, puesto que temía que impusiese la calidad de su guardameta.

Y lo hizo. Buffon detuvo uno de los cuatro penaltis que le lanzaron. Pero olvidamos que nosotros teníamos un portero todavía mejor. De hecho, paró la mitad de los lanzamientos que le realizaron y le dio la victoria a España. Buffon siempre ha sido considerado el mejor portero del mundo, pero después de la exhibición las cosas cambian y Móstoles pueden presumir de haber visto nacer al mejor. Italia está eliminada, ahora nos toca Rusia y tenemos que seguir así, pues no hemos conseguido nada.

viernes, 20 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Turquía tiene algo más que suerte

Por Ander Barroso.-

Asombrosa Turquía. Lo del combinado otomano no es sólo suerte, obviamente tiene que tener algún otra cualidad. De lo contrario, qué alguien me explique como han podido ganar tres partidos de cuatro posibles en esta Eurocopa. Lo curiosa del tema es que los turcos han conseguido sus tres victorias en el último minuto y de una manera agónica y a su vez épica.

La confianza que Fatih Therim y sus futbolistas tienen en sí mismos es superior a la del resto de participantes. Lo milagroso no es que la selección otomana haya remontado hasta tres partidos consecutivos a última hora. El verdadero milagro es que una selección del nivel técnico de Turquía esté plantada en unas semifinales, después de eliminar a equipos como el croata.

Los turcos no serían lo mismo sin su actual seleccionador. Y es que Therim conoce su equipo a la perfección y sabe sacarles el máximo partido posible a sus pupilos. Turquía ha ido creciendo poco a poco desde que debutó contra Portugal hace dos semanas. Defensivamente están más centrados, mientras que en la medular y arriba han ganado en agresividad y en confianza.

El futbolista otomano que más acertado está a día de hoy no es otro que Tuncay Sanli. El centrocampista dio toda una lección de capacidad físicafrente a Croacia. Su buena colocación sin balón y su calidad a la hora de entregar el balón a los hombres de ataque es fundamental para esta Turquía, en la que Nihat sigue sin sentirse igual de cómodo que en el Villarreal.

Sin embargo, el combinado turco no está en las semifinales por culpa de uno o dos futbolistas. La clave del éxito se encuentra en todo el bloque. Los Altintop, Topal o el goleador Senturk también son imprescindibles en este equipo. Pese a ello, lo que realmente recordaremos de esta Turquía dentro de unos años será su fe en sí misma, por muy crudo que se ponga el panorama. Tiene una capacidad de reacción admirable.

Croacia tiene un gran futuro

Al llegar a la Eurocopa, los croatas no hubieran dado por malo eliminarse en unos hipotéticos cuartos. Pero tal y como se han producido los hechos, el sabor de boca que deben tener Slaven Bilic y sus futbolistas no tiene que ser bueno. Principalmente, porque Croacia ha demostrado tener equipo para superar a Turquía y poder plantarse en las semifinales.

Pese a la eliminación, los croatas han de mirar al futuro con optimismo e ilusión. Tienen gente que todavía debe crecer, como pueden ser Modric, Rakitic o el lesionado Da Silva. Además los Srna, Kranjcar y Simunic todavía tienen unos cuántos años de fútbol a buen nivel. Por otro lado, cabe destacar la presencia de Ivica Olic, un delantero que me ha encantado.

El futbolista croata que más ha deslumbrado ha sido la nueva estrella del Tottenham: Modric. A sus 22 años, este centrocampista que hasta ahora ha militado en el Dinamo ha demostrado poseer unas cualidades asombrosas y está considerado como el futbolista con más futuro de Croacia. Es una de las grandes sensaciones de esta Eurocopa y su futuro debe estar ligado al éxito.

Otra de las cosas más positivas del combinado croata está en el banquillo, dónde Bilic ha movido con elegancia la batuta. El seleccionador de Croacia ha demostrado ser uno de los seleccionadores con más sabiduría de esta Eurocopa pese a su corta edad y si su selección no ha pasado de cuartos, es principalmente porque la suerte no le ha sonreído en el momento transcendental del encuentro.

El Catenaccio sí se abrió en Amberes


La primera y última victoria de España ante Italia en un partido oficial se logró en los Juegos Olímpicos de 1920. La Roja jamás volvió a sonreír cuando volvió a encontrarse con los Azzurri.

Por Francisco Ortí.-

El año 1920 será recordado por presenciar la aplicación del Tratado de Versalles, los primeros pasos de la Alemania nazi, el desmembramiento de Rusia y, lo que es mucho más importante, la primera y última victoria de España contra Italia en un partido oficial.

Así es, si queremos recordar la última vez en la que la Furia Roja hizo saltar por los aires el Catenaccio Azzurri tendremos que tirar de hemeroteca y remontarnos hasta los Juegos Olímpicos de 1920 -cuando las Olimpiadas todavía las disputaban las selecciones absolutas-, celebrados en Amberes, ciudad donde vivió el célebre pintor Peter Paul Rubens.

España comenzó con buen pie una relación con el fútbol italiano que no tardaría en convertirse en fatal. Tal vez lo sucedido en Amberes sólo era Caridad romana, como en la obra de Rubens en la que una mujer amamanta a un prisionero para salvarle la vida. Aunque en este caso, Italia alimentó a la selección española para posteriormente matarla una y otra.

El dos de septiembre de 1920, España e Italia se encontraban por primera vez en el panorama futbolístico con la medalla de plata como objetivo de plata –el oro ya lo había ganado la anfitriona Bélgica-.

La Roja llegaba a la cita protegida por una de las mejores ocasiones que ha conocido el fútbol español. Bajo los palos contaba con el guardameta Ricardo Zamora, mientras que los goles eran la tarea preferida de Rafael Moreno Aranzadi, más conocido por su nombre de guerra: Pichichi.

A las 15.00 horas arrancó el duelo en el Olímpico de Amberes, con Zamora, Otero, Vallana, Artola, Sabino, Sancho, Sesúmaga, Moncho Gil, Pagaza, Pichichi y Silverio formando el once español. Por Italia jugaron Campelli, Bruna, De Vecchi, Parodi, Meneghetti, De Nardo, De Marchi, Baloncieri, Brezzi, E. Badini y Marucco.

Los dos goles de Félix Sesúmaga (m.43, m.72) hicieron historia al firmar la primera y última victoria de España ante Italia. Pese al triunfo español, no faltó uno de los ingredientes clásicos de todo España-Italia que se precia: la polémica. Ricardo Zamora fue expulsado a los 80 minutos, sembrando de dudas a los españoles en los últimos instantes del encuentro.

La polémica decisión del árbitro belga Paul Putz sería la primera de una larga serie de desavenencias entre españoles e italianos cuando hay un balón por medio y en las que España nunca volvió a resultar ganadora.

jueves, 19 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Alemania desnuda a Portugal

Por Ander Barroso.-

Portugal y Alemania ratificaron en el primer encuentro de los cuartos el buen fútbol que estamos viendo en esta Eurocopa. Ambas selecciones dieron el máximo y el encuentro se disputó a una intensidad altísima, lo que siempre es de buen gusto para el espectador. Además, el partido tuvo emoción hasta el último segundo y el resultado final fue inesperado.

Y es que la selección lusa llegaba a los cuartos en un estado de forma, aparentemente superior al de Alemania. Puede que fuese así, pero el combinado de Joachim Low atacó a Portugal exactamente dónde más daño podía hacerle. Claro está que el seleccionador alemán y sus futbolistas prepararon a la perfección cómo meter mano al cuadro portugués, que no tuvo su mejor partido.

El partido fue apasionante porque en él había dos equipos totalmente diferentes, con esquemas distintos, pero a la vez con una calidad impresionante. De entrada, Portugal salió con las ideas más claras y se hizo con el dominio del partido. El futbolista más decisivo del equipo de 'Felipao’ fue Deco, que en esta Eurocopa ha vuelto a mostrar todo su potencial, que no es escaso.

Durante un buen tramo del primer tiempo Alemania las pasó canutas, pero Portugal volvió a echar en falta la presencia de un delantero con olfato goleador. Nuno Gomes no es un mal ariete, pero no tiene apenas gol y eso es algo fundamental para un atacante. Cristiano tampoco estuvo del todo inspirado, mientras que la pronta lesión de Moutinho terminó por desquiciar a los lusos.

En realidad, lo que desquició a Portugal fue el tanto de Schweinsteiger. Y es que Podolski aprovechó uno de los pocos despistes en todo el partido de Bosingwa, un lateral que me ha encantado, para hacer una asombrosa pared con Ballack antes de llegar casi hasta la línea de fondo y meterla al area, dónde el ‘rubio’ del Bayern apareció para sorpresa de Pepe y Carvalho y batió a Ricardo.

Un auténtico golazo, pero cruel, puesto que Portugal había hecho muchos más méritos para marcar. No aprovechó sus acciones, al contrario que Alemania. Y es que, el 0-2 no tardó en llegar. Una falta a balón parado fue rematada por Miroslav Klose, quién consiguió acabar con su sequía goleadora. Buen gol del ‘killer’ alemán, aunque también es cierto que la zaga lusa pudo hacer más.

Quiero destacar el papel de Low en la victoria de su selección. El seleccionador estadounidense vivió el partido en una pequeña sala que estaba abandonado en la parte de arriba del campo. El técnico de Alemania demostró ser un gran entendedor del fútbol, puesto que apostó por el planteamiento perfecto para meter maño a Portugal y encima su selección estuvo lista en las acciones a balón parado. Seguro que Low les había hecho saber a los suyos de los problemas del rival a balón parado.

Con el 0-2, Alemania retrasó sus líneas y Portugal volvió a hacerse con el balón, aunque su domino del partido nunca volvió a ser tan aplastante como en el arranque del partido. Sin embargo, los germanos se hicieron mucho daño a sí mismos por el simple hecho de cerrarse tanto atrás, algo que aprovechó la selección lusa para recortas distancias, con un tanto de rechace de Nuno Gomes, que marcó el gol y no hizo mucho más.

Los portugueses salieron con el mismo planteamiento agresivo que realizaron en los últimos compases del primer tiempo, pero Alemania volvió a aprovecharse de sus carencias para mover nuevamente el marcador. Otra vez a balón parado. Y otra vez la defensa de Portugal careció de seguridad a la hora de defender a balón parado , en especial Ricardo, un guardameta que pide un recambio con urgencia. El gol de Ballack, que ya suma dos.

A raíz de su tanto, las opciones de los de Scolari volvieron a ser mínimas, en buena medida por sus problemas a la hora de ver portería. Pese a ello, Portugal volvió a recortar distancias muy al final, con un tanto de Helder Postiga que devolvió la ilusión a todos los lusos. Pero estos esperaron un milagro que finalmente no llegó en los último cinco minutos.

Sinceramente, la eliminación de Portugal en cuartos es toda una sorpresa para mí, puesto que el cuadro luso había realizado una buena primera fase. Sin embargo, la exigencia de un torneo como la Eurocopa es realmente alta y si quieres ganar, tienes que estar acertadísimo, porque de lo contrario te pasará lo que le pasó a Portugal: sus pocas carencias eliminaron sus cualidades. Alemania no hizo tantas cosas como los lusos, pero todas las que hicieron estuvieron bien hechas.

miércoles, 18 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Ilusión, optimismo y cautela

Por Ander Barroso.-

España ha cerrado frente a Grecia una primera fase casi perfecta. El combinado nacional ha sido de principio a fin la reina de su grupo, si bien es cierto que ninguna de las tres selecciones ha mostrado un potencial abrumador. Pese a ello, el pleno de España tiene mucho mérito, puesto que sólo han sido capaces de lograrlo Holanda, Croacia y la propia España. Todas las demás selecciones no pueden presumir de haber sumado todos los puntos disputados hasta ahora.

Por ello, tenemos que estar orgullosos del papel que ha protagonizado la selección hasta ahora. Pero lo hecho hasta ahora no nos garantiza el título. Tal y como ha dicho el seleccionador, lo importante empieza ahora y todas las cosas positivas que ha realizado España en estos tres partidos quedarán en el olvido de todos, si los de Luís Aragonés no cumplen en el fundamental encuentro que disputarán este domingo frente a la selección italiana.

Italia es una selección peligrosísima cuando llega lo importante y no tengo ninguna duda de que España deberá estar realmente inspirada, si quiere pasar de los fatídicos cuartos. El hecho de que ni Pirlo ni Gattuso puedan estar en el partido de Viena es algo que nos beneficiará claramente, pues ambos son dos piezas fundamentales en el esquema de Donadoni. Sin embargo, la presencia en la medular de De Rossi puede hacernos daño.

El aspecto en el que más deben preocuparnos los italianos debe ser en el psicológico. Enfrentarte a una campeona del mundo siempre es algo que se debe preparar bien mentalmente, puesto que no es lo mismo que hacerlo contra una Suecia y una Rusia. Ahí Luís debe hacer la labor de psicólogo y concienciar a sus futbolistas de que son capaces de ganar a Italia. Además, España no tiene que variar ninguna sola tecla de su actual sistema por enfrentarse al combinado italiano, que hasta ahora, no ha demostrado ser superior a la selección nacional.

Pese a ello, no tengo ninguna duda de que veremos a una Italia mucho más centrada que hasta ahora, aunque es cierto que frente a Francia dieron una sensación bastante más convincente. Sea lo que sea, está claro que la ‘Azzurra’ es una experta en disputar partidos como el del domingo y es probable que en ello tengan ventaja. Por otro lado, tengo muchas ganas de ver como funciona el dúo De Rossi-Aquilani en el centro del campo. Seguro que no tan bien como el que forman Pirlo y Gattuso, aunque el del domingo también tiene buena pinta.

Respecto al partido frente a Grecia, poco que destacar. Ganar siempre es positivo y en una Eurocopa todavía más. Era importante llegar a cuartos con un pleno de victorias y así lo vamos a hacer, aunque ello nos haya costado bastante sufrimiento. Aragonés ha acertado dando la titularidad a todos los suplentes, salvo Palop y el renqueante Cazorla. Tras un primer tiempo en el que los nervios han podido con casi todos, en la segunda parte algunos como Sergio García, De la Red o Guiza se han soltado y Grecia, que hasta entonces estaba por delante en el marcador, no ha tenido nada que hacer.

España busca el pleno ante Grecia

Por Francisco Ortí.-

España quiere poner el broche de oro a la primera fase de la Eurocopa logrando un pleno de victorias. No habrá nada en juego sobre el césped del estadio Wals-Siezenheim de Salzburgo puesto que los griegos están eliminados y los españoles tienen asegurada la primera plaza del grupo, y, sin embargo, ninguno de los dos renunciará a la victoria. Cuestión de honor.

Luis Aragonés aprovechará el encuentro para dar descanso a los titulares y conceder minutos a los menos habituales. Así pues, se verá un once completamente nuevo defendiendo la camiseta de España, con Pepe Reina bajo palos.

La gran duda del seleccionador español es Santi Cazorla. El centrocampista español arrastra molestias desde el encuentro ante Suecia y no ha podido ejercitarse con normalidad desde entonces. Si el asturiano no se recupera a tiempo será Andrés Iniesta quien ocupe su puesto en la banda izquierda. Lo más probable es que Cazorla unicamente dispute la segunda mitad.

Grecia, por su parte, afronta el encuentro con la intención de limpiar la mala imagen que ha ofrecido defendiendo el título de campeón. Los helenos quieren abandonar el torneo con una victoria y por ello Rehhagel ha preparado el partido a conciencia, realizando el último entrenamiento a puerta cerrada.

El seleccionador de los griegos a adelantaron que retocará su once. Tendrá que hacer dos cambios por obligación puesto que no podrá contar con los lesionados Seitaridis y Gekas. En su lugar se prevé jueguen Vintra y Salpingidis.

Alineaciones probables:

GRECIA:

Nikopolidis; Vintra, Kyrgiakos, Dellas, Spiropoulos; Basinas, Patsatzoglou, Katsouranis, Amanatidis; Charisteas y Salpingidis.

ESPAÑA:

Reina; Arbeloa, Albiol, Juanito, Navarro; Sergio García, Xabi Alonso, De la Red, Iniesta, Cesc y Güiza.

Árbitro:

Howard Webb (Inglaterra).

Estadio:

Wals-Siezenheim, de Salzburgo.

Hora:

20.45

martes, 17 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Simplemente, Italia

Por Ander Barroso.-

Rumania y Francia son las dos víctimas del Grupo de la Muerte. Ambas llegaron a la Eurocopa con el temor de ser eliminadas a las primeras de cambio y así ha sido. Las agraciadas han sido Holanda e Italia, dos selecciones con dos contrastes totalmente diferentes en lo que llevamos de torneo. En buena medida porque una de ellas está dando una lección de fútbol total, mientras que la otra debe disipar las dudas que existen sobre ella.

Da rabia que la ‘Azzurra’ siempre cumpla con su misión a última hora y sufriendo más de la cuenta. Las dudas acerca del combinado transalpino siguen existiendo. Principalmente, porque sólo ha mostrado una buena imagen en tan solo uno (contra Francia) de los tres partidos que ha disputado. Sin embargo, Italia es Italia y siempre tenemos que tenerla en el grupo de las favoritas.

Me agradó en su choque decisivo contra la selección francesa. Sinceramente, tenía claro que Italia iba a acceder a cuartos, aunque esperaba que lo hiciese de una manera más discreta de lo que lo ha hecho. También es cierto que todo se le puso de cara a la campeona del mundo. Primero se lesionó la estrella rival, Frank Ribery, mientras que poco después Francia se quedó con diez futbolistas por expulsión de Abidal.

Para un espectador neutro como es este periodista, hubiese sido más atractivo que estas dos causas no hubiesen ocurrido, pues pienso que Francia podría haberle plantado cara al cuadro italiano. Sin embargo, hay veces en las que el fútbol es así de cruel y no se puede hacer otra cosa que seguir hacia delante. Italia, sin culpa de lo ocurrido, aprovechó las desgracias de su rival para crecerse y eliminarle del partido.

Si tenemos que considerar al equipo de Donadoni como uno de los favoritos, debe ser por la asociación que forman Pirlo y De Rossi en la medular. El centrocampista del Milan se ha entonado, después de un arranque de Eurocopa discreto, y bien que lo nota su selección. Por su parte, el futbolista de la Roma le da a Italia un toque más técnico y creativo que la ‘Azzurra’ utiliza para desatascar el juego.

En ataque, la mayor amenaza se llama Luca Toni y mide 1,93 metros. No se está mostrando demasiado acertado de cara al gol, pero su gran corpulencia le permite meter en muchos apuros a la defensa rival a la hora de pararle. Además, la presencia de gente como Camoranesi, Del Piero o Cassano siempre de ser tenida en cuenta, porque tienen tanta experiencia y calidad que pueden sorprenderte en cualquier momento.

Como aficionado de España, no me gusta medirme a una selección como Italia, y menos en cuartos. Pero las cosas son así y visto lo visto hasta ahora, son ellos los que deben temernos. Además, Villa y Torres pueden hacer mucho daño a una defensa que está teniendo muchísimos problemas. Sin embargo, no tengo dudas de que los italianos irán a más después de haberse clasificado a última hora, aunque la buena noticia para España es que Donadoni no podrá contar el domingo con Pirlo y Gattuso, ambos sancionados.

Entrevista exclusiva a David Villa: "Estos días soñamos con muchas cosas"

Por Francisco Ortí y José David López (Enviados especiales a Neustift).-

Entre gol y gol, David Villa sacó unos minutos para atender a Goal.com. El máximo realizador de la EURO 2008 demostró tener la misma certeza en sus palabras que cuando encara la portería rival. Consciente de los elogios a España, de que es el hombre del torneo hasta ahora y de que los de Luis han ganado crédito, el 'Guaje' espera que todo esto sea un buen referente para poder llegar a Viena el último día. Ese sueño, el de toda España, está también en la almohada del asturiano.

Goal.com: Un arranque perfecto, cuatro goles en dos partidos… ¿Apostamos por ti como ‘Pichichi’ de la Eurocopa?

La verdad es que eso es lo que menos me preocupa. Lo más importante es que el arranque de España ha sido bueno, estamos en cuartos matemáticamente ya, todo el mundo habla maravillas de esta selección. Eso es lo que me preocupa. Lo otro, si se puede conseguir siempre y cuando España llegue hasta el último día, pues bien. Pero lo principal es poder estar en Viena ese último día.

Goal.com: Todo el mundo halaga a la delantera de España porque funcionas muy bien junto a Fernando Torres. ¿Es quizás el mejor compañero en ataque que has podido tener?

No quiero desprestigiar a otros compañeros que he tenido porque todos han sido buenos, me han ayudado y por lo tanto, todos han sido importantes para mí. Está claro que con Fernando hacemos una buena pareja y nos llevamos a las mil maravillas tanto dentro como fuera del campo. Espero que sigamos así hasta que finalice la Eurocopa.

Goal.com: Nadie se quiere ‘mojar’ en cuanto al rival deseado para cuartos pero, ¿qué opina Villa?

Tenemos tres posibilidades, los tres son muy difíciles y sabemos que el que quiera ser campeón tiene que ser el mejor de todos y habrá que ir eliminando a todos aquellos que nos toquen.

Goal.com: Psicológicamente, ¿está España preparada para dejar atrás esa famosa barrera de los cuartos de final?

Yo creo que sí. Nosotros estamos preparados, sabemos que todos los malos precedentes no importan ahora ya que no por ellos nos vamos a clasificar o eliminar, sino por el trabajo que desempeñemos en esos noventa minutos. Estamos convencidos que podemos conseguirlo pero quiero recordar que tenemos un partido antes y queremos ganarlo para ser primeros de grupo como ‘dios manda’ y para tener los tres partidos ganados.

Goal.com: ¿Sientes que eres el goleador de la Selección? ¿Sientes ese peso?

No, para nada. Yo creo que todos somos importantes aquí. He tenido la suerte gracias al trabajo de mis compañeros de meter cuatro goles y ser el máximo goleador de mi equipo, pero somos un bloque. Yo tengo la misma responsabilidad tanto como para meterlos como para defenderlos, igual que todos los demás.

Goal.com: De los cuatro goles que llevas hasta ahora, ¿cuál es el que mejor recuerdo hasta ahora te ha dejado?

El último, sobre todo por cómo sucedió y por lo que valió para esta selección, para nuestro país y por todas las alegrías que nos dio.

Goal.com:

¿Sueñas con esas semifinales ante Holanda, que es la que todos tenemos en la cabeza?

Sí, todos estos días en la habitación del hotel soñamos con muchas cosas, aunque hay que saber racionalizarlo, si se puede. Hay que ir paso a paso, ganar a Grecia que es nuestro primer objetivo para poder sumar las tres victorias como todos queremos y, a partir de allí, pensar ya en el rival de cuartos.

Goal.com: Gracias David por esta entrevista.

¡Nada, a vosotros!, a ver si entre todos logramos llegar a semifinales.

Innsbruck 24/7: Austria no se rinde


Francisco Ortí y José David López (corresponsales en Innsbruck)

Son las 22.45 horas. Los austriacos acaban de presenciar cómo eran expulsados de su Eurocopa por el vecino soberbio y antipático: Alemania. La desilusión reina en la carpa de Neustift en la que los aficionados locales se suelen reunir para ver los encuentros, mientras que un par de alemanes celebran la victoria en una esquina con una controlada efusividad germana.

Nada más sonar el pitido final, un grupo de niños abandona a toda velocidad el recinto con un balón y comienza a disputar su propio partido sobre un terreno de juego asimétrico y unas porterías de lana y piedra. Austria no se rinde. La nueva generación de futbolistas ya se está gestando.

Algo ha cambiado en Austria gracias a esta Eurocopa. El país que recogió firmas para retirarse del torneo ahora cree en su selección. Los jugadores han conseguido enganchar a su afición. No lo ha hecho gracias a un buen juego, ni a base de resultados, tampoco con goles. Lo ha logrado jugando con corazón. El equipo lo da todo, aunque no da más de sí. Austria se marcha de la Eurocopa con un punto y sólo un gol de penalti injusto, pero también con la fe del país que cree en una selección mejor.

En cuanto a lo personal, el día comenzó antes de lo esperado. El mecánico que nos había alquilado un Ford Focus a precio de un Fiat Punto se dio cuenta de su error y vino a nuestra habitación a primera hora para pedirnos piedad y ofrecernos un coche acorde al precio que habíamos pagado.

A regañadientes accedimos al intercambio, aunque no éramos conscientes de que habíamos pagado una miseria. Porque si este nuevo coche es el más acorde con el precio que hemos pagado… Es un cuatro latas con un motor reumático, que sufre carraspera crónica y con tendencia a protestar en las cuestas. Habrá un nuevo cambio, eso no lo duden.

Ya en el cuartel general de la prensa en Neustift presenciamos el nacimiento del periodista aspersor. Los cerca de 20 enviados especiales que quedaban en la carpa a la hora de la comida se unieron para componer un sonoro y eterno "Ssssssssshhhhhhhhh".

El destinatario de la sinfonía de esta improvisada orquesta de viento era el periodista de Onda Madrid Alfredo Duro, quien en estos momentos realizada su programa radiofónico con una locución que sobrepasaba los decibelios permitidos por la OMS. El final de la operística disertación de Duro fue premiada por la prensa con una irónica ovación, que el homenajeado encajo con sorna.

Para culminar el día, logramos la perseguida entrevista con David Villa. Cómo el encuentro no se producía siguiendo los cauces formales, decidimos tomar cartas en el asunto y romper todas las normas establecidas para la prensa. Entramos donde no debíamos, nos colamos por donde no estaba permitido y tras hablar con el Guaje logramos la entrevista. Gran parte del mérito hay que dárselo a la siempre simpática Susana, que ayudó en todo lo posible. Si se trata de saltarse las reglas, no tenemos rival.

lunes, 16 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Una Alemania desconocida

Por Ander Barroso.-

Alemania está en cuartos. Ese es el único motivo por el que Joachim Low y sus pupilos deben estar felices, puesto que el combinado germano ha realizado una primera fase bastante pobre en la que no han estado a la altura de una brillante Croacia (la gran revelación del torneo), mientras que han sufrido más de lo esperado para derrotar a dos selecciones del escaso nivel de Polonia y Austria.

Su discreta primera fase provocará que se vea las caras con Portugal antes de lo previsto. Los de Scolari han cumplido y han acabado como primeros de grupos. Sin embargo, el segundo puesto en el que ha acabado la 'Mannschaft' hará que se mida a la selección lusa el próximo jueves en el partido que abrirá los cuartos. Nunca puedes dar por muerta a Alemania, aunque hay que reconocer que no parte como favorita.

Las opciones de Alemania en su enfrentamiento con Portugal pasan por Lucas Podolski. El ariete del Bayern ha sido con diferencia el futbolista más entonado de los de Low en esta primera fase y los germanos se aferrarán a él para conseguir algo grande. Ha marcado tres goles en tres partidos y después de Villa es el delantero más temido por las defensas rivales.

Sin embargo, para ganar un torneo de la importancia de una Eurocopa no es suficiente con tener un buen delantero. Obviamente, eso puede servirte para derrotar a una selección como Polonia. Pero para hacer algo grande, necesitas tener un sistema al que se asimilen a la perfección tus futbolistas. Y a día de hoy, ese no es el caso de Alemania.

El propio Low tiene buena parte de culpa, pero la actuación de algunas de las estrellas alemanas también debe estar en entredicho. Personalmente, esperaba mucho más de Mertesacker y Metzelder en el centro de la defensa. Es cierto que los alemanes sólo han recibido dos goles, pero está cifra sería más elevada si se hubiese enfrentado a equipos con más pegada.

Pese a ello, el principal problema de Alemania se encuentra en la medular, dónde ni Frings ni Ballack se están entendiendo. Parece mentira que ocurra esto, cuando son dos futbolistas que se conocer a la perfección. Han de moverla más rápido de lo que lo han hecho hasta ahora, si quieren hacer daño al rival. Si siguen como hasta ahora, Alemania sólo podrá contar con su buen disparo a media altura.

Curiosamente, fue un disparo de Ballack lo que le dio la victoria frente a Austria. Reconozco que el centrocampista del Chelsea marcó un auténtico golazo, pero también he de decir que si somos serios, tenemos que ser críticos con su actuación. Otra de las decepciones germanas está arriba, dónde ni Klose ni Mario Gómez están acertados. Alemania ganaría enteros si tuviera otro delantero que se asociara con Podolski.

Con todo ello, llegamos a la conclusión de que los de Low no están entre las cuatro selecciones con más fútbol del torneo, pero en una Eurocopa te puedes esperar cualquier cosa y ni te digo si encima estamos hablando de Alemania.

El futbolista que luchó contra la cruz gamada

Por Francisco Ortí.-

Este lunes Austria y Alemania se enfrentarán en busca de un puesto en los cuartos de final de la Eurocopa y recordando los acontecimientos que durante los años les han unido tanto deportiva como históricamente. El protagonista de una de esas historias, tal vez la más triste de todas, fue Matthias Sindelar, un futbolista capaz de luchar contra el nazismo armado únicamente con un balón.

Sindelar fue un futbolista austriaco de los años 30 que formó parte de la mejor selección que ha disfrutado Austria en toda su historia y que fue apodada como Wunderteam (equipo maravilla) por su capacidad para asombrar a propios y extraños gracias a su gran fútbol. En equipo maravilloso, él era el mejor.

El Mozart del fútbol

De ascendencia judía y por muchos considerado el mejor jugador austriaco de la historia, Sindelar aparentaba ser demasiado frágil para ser deportista. Su desgarbado aspecto le valió el apelativo de Papierene (hombre de papel), aunque logró cambiarlo en cuanto tocó su primer balón. Pasó a ser conocido como el Mozart del fútbol. Era el nuevo orgullo de Austria.

Emulando a la precocidad del músico que inspiraba su sobrenombre, Sindelar comenzó su carrera profesional a los 15 años en las filas del Hertha de Viena, y posteriormente recaló en el FK Austria, equipo más potente del país, donde ganó tres copas en sus tres primeros años. Con la selección no tuvo tanto éxito. No había equipo que parará al Wunderteam austriaco, pero se encontraron con un rival demasiado fuerte: la política.

Sindelar tuvo su primer desencuentro con el fascismo durante el Mundial de 1934. Austria pasa por encima de sus equipos con goleadas de escándalo, pero en semifinales se cruzó con una Italia que por entonces gobernada Mussolini.

El dictador lo había preparado para que la Nazionale levantara la copa. En el encuentro ante los italianos, Austria marcó uno, dos y hasta tres goles, pero el marcador acabó reflejando 1-0 a favor del fascismo. Los goles de los austriacos fueron anulados de forma incomprensible, y los italianos recibieron el bochornoso regalo de jugar una final que posteriormente ganaron.

Guerra contra el nazismo

Los austriacos no lo habían conseguido en el 34, pero continuaron siendo favoritos para el Mundial del 38. O así sería si en por aquel entonces Austria todavía fuera un país libre. Pocos meses antes del Mundial, Austria se anexionó voluntariamente a la Alemania nazi de Adolf Hitler.

El dictador, consciente de la importancia propagandística del fútbol para reforzar el orgullo patrio, reclutó para la selección germana a los mejores futbolistas del Wunderteam. A todos menos uno que se negó a defender la swaztika aunque fuera sobre un terreno de juego. Ese valiente fue Matthias Sindelar.

Alegando lesiones o enfermedades Sindelar fue esquivando las convocatorias del Führer. Estas negativas provocaron que su figura encendiera las entrañas del régimen nazi, pero el Mozart del fútbol todavía no había compuesto su ópera prima contra el nazismo. En un amistoso entre Austria y Alemania para celebrar el Anschluss en el que estaba pactada la victoria de los germanos Sindelar se colgó el cartel de enemigo del nazismo.

El delantero austriaco disputó el mejor partido de su vida. Mareaba a la defensa alemana cómo y cuando quería, creaba ocasiones que fallaba socarronamente, y se divertía ante la furiosa mirada de Hitler. A final, harto de tanta pantomima marcó un golazo de vaselina y firmó la victoria para Austria. No contento con eso se plantó frente al palco y celebró el gol con una burlona danza. Jamás podría volver a jugar a fútbol.

Tal afronta le costó convertirse en enemigo público y se le persiguió hasta su muerte. El 29 de enero de 1939 fue hallado muerto junto a su esposa en su domicilio en condiciones sospechosos. Las autoridades aseguraron que se suicidó inhalando monóxido de carbono. El mismo suicidio que años más tarde sufrieron otros judíos en Auschwitz durante el holocausto nazi.

El mito

Su calidad como futbolista y más todavía su calidad como persona le han valido a Sinderlar para convertirse en un mito. Su figura, estrechamente ligada a la lucha contra el nazismo, fue agigantada todavía más por los poetas austriacos de la época que vivían en el exilio.

"Jugaba al fútbol como ninguno/ponía gracia y fantasía/jugaba desenfadado, fácil y alegre/siempre jugaba y nunca luchaba", escribió sobre él el poeta austriaco Friedrich Torberg.

En Viena todavía se puede pasear por la Sindelarstrasse, calle bautizada así en su honor, y cada año centenares de personas acuden a cementerio de Zentralfriedhof para rendirle un sentido homenaje. El Réquiem del Mozart del fútbol resuena recordando a un hombre capaz de vencer a Hitler con un balón como arma.

Innbsruck 24/7: ¡Qué bonita está Innsbruck!

Francisco Ortí y José David López (Corresponsales en Innsbruck)

¡Qué bonita está Innsbruck! No sé si es porque nos hemos acostumbrado al paisaje alpino, porque las victorias de España nos hacen ver todo de otro color o porque Suecia y sus mujeres han desembarcado en la ciudad. Apostad vosotros mismos.

La verdad es que el ambiente es cada día mejor. Crece la emoción gracias a que en el torneo ya se está aplicando la teoría darwinista de la supervivencia del más fuerte. Y en las calles de la ciudad hay un mestizaje de aficiones que contribuye al buen ambiente.

El alma de la fiesta es, sin duda, un hombre de nacionalidad desconocida que se sitúa en una esquina de la Fan Zone armado con un megáfono con el que intenta amplificar la música de su móvil. En la Fan Zone suena música casi 24 horas al día –sólo se apaga mientras se juegan los partidos-, pero el enigmático ser del megáfono parece tener la intención de formar su propia sala VIP. Por el momento, no ha logrado muchos adeptos.

Eso sí, la afición sueca es la más numerosa. Suecia juega los dos últimos partidos de la fase de grupos en Innsbruck y muchos seguidores escandinavos decidieron quedarse en la ciudad después del partido ante España. Curiosamente, cuando España era la afición con mayor representación el tiempo era mejor, pero ahora con los suecos las temperaturas han bajado. A pesar de que ellas provocan justamente lo contrario.

Sin embargo, el descenso de temperaturas no se ha visto reflejado en las costumbres de los habitantes tiroleses. Su uniforme diario continúa formado por una camiseta de manga corta, un pantalón también corto, y los reglamentarios calcetines bajos las sandalias. Algunos, incluso, se pasean alegres con un helado en la mano, mientras que nosotros nos escondemos tras chaquetas, sudaderas, camisetas interiores, y nos acordamos de la madre de quien no ha inventado todavía una estufa para llevar bajo la ropa.

En cuanto al ambiente en la carpa de periodistas lo más destacable fue la llegada de una pata de jamón enterita. El Mesón Cinco Jotas venía obsequiando a los enviados especiales con unos platitos de exquisito jamón, pero a la vista ha estado que era insuficiente. La de periodista es la profesión con mayor índice de `Carpantas´ por lo que los platos se vaciaban en cero coma. La pata de jamón no duró mucho más, tampoco les vamos a engañar.

domingo, 15 de junio de 2008

Entre Garrapatas: La fuerza del Imperio turco

Por Ander Barroso.-

Con discreción, con sufrimiento, con sangre y con garra, podemos decir que Turquía está en cuartos. La clasificación que ha conseguido el combinado de Fatih Terim tiene muchísimo mérito, si tenemos en cuenta que las dos victorias que han logrado han llegado a última hora y tras espectaculares remontadas. Sobre todo la obtenida frente a la República Checa.

Habría que ver el panorama que podía respirarse en el vestuario de los checos al término del partido. Seguro que no se escucharían bromas ni tampoco risas. No es para menos, porque la República Checa perdió el partido en quince minutos. A falta de un cuarto de hora para el final, los hombres de Karel Bruckner dominaban el marcador con un claro 0-2 que terminó transformándose en un 3-2 para los turcos.

Es cierto que Turquía no es un equipo técnicamente fantástico, pero esa falta de calidad la sobrepone con una magnífica actitud de sus futbolistas. De lo contrario, qué alguien me explique como en una Eurocopa, puede ganar los dos últimos partidos a última hora y ante rivales que han sido superiores en un buen tramo del encuentro. Suiza lo vivió en sus propias carnes y los checos también fueron víctimas del Imperio Turco.

Todo empezó de maravilla para los de Bruckner, que le dieron un repaso a Turquía en la primera parte. El seleccionador checo acertó dándole la titularidad al gigante Koller al lado del veloz Sionko. Esa mezcla de contundencia aérea y de rapidez hizo mucho daño a la zaga turca, que pudo irse al descanso con un saco de goles. Por fortuna para ellos, sólo se fueron con uno de Koller, obviamente de cabeza.

Nadie dudaba de que el partido no estaba sentenciado, puesto que a los turcos no se les puede dar por perdidos antes de que se confirme su derrota. Probablemente, todo radique en la filosofía del combinado y en general, del propio país otomano. Esa capacidad de lucha y confianza en sí mismos que puede faltar en otras selecciones. Personalmente, la admiro y ahora soy un seguidor más de Turquía, aunque mi preferida sigue siendo España.

Obviamente, también hay que mencionar el factor suerte. Sí, puedo parecer pesado, pero creo que es una realidad. Ganar un partido en el último minuto es mucho más excitante que hacerlo en la primera parte, debido a que has sufrido mucho más para lograr la ansiada victoria y también has visto más cerca la derrota. Todo esto se puede observar en la celebración de los futbolistas cuando el árbitro pita el final del partido.

Como equipo, me gustan más los checos. Petr Cech había sido un seguro de vida hasta la fecha, al igual que toda la defensa. El centro del campo y la parte de arriba funcionó bien hasta que Turquía marcó el primero. A raíz del tanto del tanto de Arda Turan, los checos no supieron parar el ritmo del partido y dormirlo, algo que aprovechó el tan admirado Nihat.

Durante el partido, me preguntaba a mi mismo cuál era el motivo de la discreta actuación del delantero del Villarreal. Apenas había mostrado detalles de su calidad en los dos anteriores partidos, pero apareció en el momento trascendental, cuando más le necesitaba su equipo y mostró a toda su Europa el gran delantero que es. En el primer tanto, echó mano de su inteligencia para aprovecharse del error de Cech, mientras que en el segundo y definitivo gol, demostró que le pega a la pelota de maravilla.

Turquía se medirá a Croacia en las semifinales. Un bonito duelo de dos selecciones que al llegar a esta Eurocopa no estaban en el grupo de las favoritas. Sin embargo, las sorpresas que nos ha deparado hasta ahora el torneo provocará que una de las dos se meta en las 'semis'. Al igual que la República Checa, es más equipo que los de Fatih, pero en unos cuartos de una Eurocopa puede pasar cualquier cosa y visto lo visto hasta ahora, que nadie desprecie a los turcos.

Cazorla, la gran sorpresa de la selección

Por Francisco Ortí.-

Más allá de las ilusionantes victorias de la Roja, más allá de los goles de David Villa e incluso de la unión de un grupo decidido a ganar, quien está acaparando más elogios en la concentración de la selección española es Santi Cazorla.

El centrocampista del Villarreal llegó como el jugador número 23, más por completar la convocatoria que como arma importante, pero ha escalado puestos hasta convertirse en el segundo suplente más utilizado por Luis Aragonés, sólo por detrás de Cesc Fabregas.

Lo cierto es que Cazorla se ha ganado ese premio a base de trabajo. Partía con desventaja por la falta de galones, falta de internacionalidades, y falta de edad, pero le sobra calidad. Él mismo confesó en una entrevista para Goal.com antes del torneo que no le sorprendería marcharse de Austria sin haber disputado un minuto, aunque prometió luchar para que no fuera así. Y vaya si lo ha hecho.

Con un desparpajo impropio de un jugador de su edad se ha hecho un hueco entre los favoritos de Luis Aragonés, que no duda en reconocer que se ha visto sorprendido por la calidad del asturiano. "Está un punto por delante de lo que yo pensaba", declaró el Sabio, poco dado a regalar elogios individuales.

Cazorla está dejando muy buenas sensaciones y gracias a su buen humor es uno de los jugadores más queridos dentro del vestuario. Sólo le falta mejorar en un aspecto. Según Luis Aragonés necesita insistir más en el gol.

"Le gusta más el último más que el gol, y por cómo le pega a la pelota debería arriesgar más en el tiro", indicó el seleccionador. Cazorla será titular ante Grecia y tendrá noventa minutos para poner en práctica los consejos de Luis. ¿Logrará Santi mejorar su sueño con un gol en la Eurocopa?

sábado, 14 de junio de 2008

España y Suecia, viejos amigos

Francisco Ortí.-

Se conocieron en Solna. Volvieron a verse las caras en Madrid, y ahora se han citado para reencontrarse en Innsbruck. Suecia y España son dos viejos amigos que han saldado sus encuentros con una victoria cada uno. El desempate tendrá lugar este sábado en estadio el Tivoli Neu, con la Eurocopa como la excusa perfecta.

El primer encuentro se produjo en Solna, el 7 de octubre del 2006. España atravesaba su peor momento después de una visita a Belfast en la que hizo el Healy. Suecia no se mostró muy cariñosa con su nuevo amigo pese a la mala situación que aprovechaba y le derrotó con contundencia gracias a un golazo de Elmander y otro de Allback.

La relación no comenzó con buen pie para la Roja, o al menos eso pensó en un principio. Esa derrota en Solna supuso el golpe que terminaría de hundir a los de Luis Aragonés, quienes rompieron con el pasado y comenzaron a crecer desde cero. Suecia había despertado a la Roja no con cariño, si no a base de palos.

Así, cuando volvieron a encontrarse la situación era muy diferente. La segunda cita tuvo lugar el 17 de noviembre del 2007 en Madrid. España era mucho más feliz, más roja, más unida y con el buen juego por bandera. Suecia también tenía mejor humor puesto que se había reconciliado con el niño de sus ojos, Zlatan Ibrahimovic, con quien había discutido en tiempos pasados.

España, todavía con un residuo de rencor en la memoria por lo sucedido en Solna, no tuvo piedad de los suecos y puso a funcionar su maquinaria ganar y golear en un Santiago Bernabéu engalanado para la ocasión.

Este sábado, 14 de julio del 2008 los dos viejos amigos han vuelto a citarse para deshacer el empate a uno. Será en un terreno neutral, en Innsbruck, y con los Alpes y la Eurocopa como telón de fondo. En el estadio Tivoli Neu se decidirá quién gana el duelo entre amigos y el perdedor pagará al otro un viaje a los cuartos de final.

Los suecos llegan asumiendo un papel de victimas, sin hacer ruido, aprovechando la tradición egocéntrica de una selección española que acostumbra a mirar por encima del hombro a las primeras de cambio. Los que no saben los escandinavos es que la Roja de Luis Aragonés ha logrado escapar de los pecados de su pasado y tiene la humildad como una de sus armas principales.

viernes, 13 de junio de 2008

Previa España-Suecia: En busca de los cuartos


Por Francisco Ortí.-

Después de un inicio arrollador goleando a Rusia (4-1), España deberá prolongar su buena racha ante Suecia para cerrar cuanto antes su pase a cuartos de final. La Roja es uno de los equipos que mejores sensaciones ha dejado en la primera jornada, pero los suecos no se quedan cortos y tras su victoria ante Grecia también ha recogido muchos elogios.

Cuando las cosas van bien más vale dejarlas tal y como están. Así piensa Luis Aragonés que no variará ni un ápice el once titular que utilizó ante Rusia. Senna volverá a escoltar a los jugones, mientras que les enfants terribles, David Villa y el Niño Torres, formarán de nuevo la venenosa delantero roja.

Pese al hat trick logrado ante Rusia, no será David Villa quien sea el centro de las miradas, si no Fernando Torres. El Niño ha protagonizado la polémica de la semana por su mal gesto al ser sustituido ante Rusia e intentará acallar las críticas con una buena actuación.

El otro punto caliente de la Roja es la defensa. La zaga española ha generado muchas dudas en los dos últimos amistosos y no las disipó en el primer partido de la Eurocopa. Luis Aragonés ha hecho especial hincapié en corregir los errores.

La inseguridad defensiva provoca un temor mayor hacia Zlatan Ibrahimovic. Por ese motivo, Aragonés ha preparado un plan anti-Ibrahimovic para intentar secar al mago sueco. El Sabio de Hortaleza tiene pensado adelantar la línea defensiva para alejar al delantero del Inter de Milán del área y reducir así su peligro.

Piel de cordero

Suecia no ha dudado en asumir el papel de víctima durante los días previos al encuentro ante España. Los suecos, dejaron buenas sensaciones ante Grecia, pero han insistido en que se darían por satisfechos obteniendo un empate ante la selección española.

Coincidiendo con ese papel de víctima, desde Lugano –sede de Suecia en la Eurocopa- se ha trabajado con insistencia la salida al contragolpe. Lagerback confía en utilizar a su favor la alegría ofensiva de España y salir a la contra.

Para los suecos, sus problemas nacen en su banda derecha. Alexandersson y Wilhelmsson, titulares ante Grecia, se caen del once por problemas físicos. Fredrik Stoor ocupará el hueco dejado por el lateral derecho, mientras que Sebastian Larsson será quien cubra la ausencia del centrocampista del Deportivo de la Coruña pese a ser zurdo cerrado.

Reencuentros

El Suecia-España supondrá un reencuentro de dos viejos amigos. Los dos equipos se conocen a la perfección puesto que ya se vieron las caras durante la fase de clasificación para la Eurocopa.

Los dos duelos se saldaron con resultados adversos. Suecia venció por 2-0 en Solna a una España que atravesaba su peor momento. En el encuentro de vuelta, la Roja se había reencontrado con su mejor versión y logró la victoria gracias a un contundente 3-0.

Alineaciones probables:

SUECIA: Isaksson; Stoor, Mellberg, Hansson, Nilsson; Sebastian Larsson, Andersson, Svensson, Ljungberg; Henrik Larsson e Ibrahimovic.

ESPAÑA: Iker Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Marcos Senna; Iniesta, Xavi, Silva; Villa y Fernando Torres.

Árbitro: Pieter Vink (Holanda).

Estadio: Tivoli Neu, de Innsbruck.

Hora: 18.00

jueves, 12 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Alemania muestra su peor imagen

Por Ander Barroso.-

Un arranque de menos a más

Sorpresa mayúscula en el Grupo B, donde la favorita Alemania perdió tres puntos en su encuentro con Croacia. Los germanos se impusieron en el primer partido frente a Polonia y querían asegurarse su billete de cuartos antes de llegar al último partido de esta primera fase. Sin embargo, la derrota ante los croatas les obliga a abonarse a la genialidad de sus futbolistas en el tercer y definitivo partido.

En cambio, Croacia está en cuartos y se le han abierto las puertas del torneo de par en par. La victoria ante Alemania significa mucho para el cuadro de Slaven Bilic. Lo más importante de todo es la clasificación a cuartos. También sirve para volver a confiar en el equipo, que en el primer partido contra Austria no terminó de convencer.

Los croatas también lo tienen bastante bien en el tema de conocer a su futuro rival de cuartos. A falta de una jornada por disputar, el combinado balcánico es líder de su grupo y depende de sí mismo para acabar la primera fase en esa posición. Las opciones de que ello ocurra son altas, puesto que el empate frente a Polonia cumpliría el sueño actual de Croacia.

Y es que acabar primera de grupo sería importantísimo para los de Bilic, puesto que probablemente no se medirían con Portugal hasta las semifinales, mientras que en cuartos se verían las caras con una selección menos peligrosa como podrían ser Turquía o la República Checa. Dos combinados inferiores al croata, visto lo visto en el choque frente a Alemania. Todo esto, siempre que acabe como primera de grupo.

Para mí es un deber analizar el equipo croata. Cuenta con un buen portero, Pletikosa, una buena defensa con Simunic y Kovak al mando. Un centro del campo espléndido, con la sensación del torneo hasta ahora, Luca Modric, y gente de la experiencia de Kranjcar y Srna. Mientras que arriba, Ivica Olic no está dejando indiferente a nadie.

Alemania no está para el título

El debut de Alemania en esta Eurocopa frente a Polonia fue engañoso. Principalmente, porque al cuadro germano le dimos un nivel de calidad que no tiene. El combinado germano no llegó al torneo con buenas sensaciones, pero su victoria contra el cuadro de Leo Beenhakker, hicieron desaparecer por momentos el pesimismo germano. Pero éste, ha vuelto a aparecer tras el choque ante Croacia.

El seleccionar Joachim Low tendrá que tener la cabeza al máximo de revoluciones buscando soluciones, porque Alemania está bastante verde. En casi todas sus zonas tiene problemas gordos. Y eso, al fin y al cabo, te acaba matando. Sólo puedes seguir vivo así si te aferras a las individualidades de tus futbolistas y al siempre inevitable factor suerte.

Si repasamos el once de Alemania de detrás hacia delante, llegamos a la conclusión de que este equipo tiene problemas en todas sus posiciones. Empezando por portería, donde Lehmann sigue siendo titular más por su historia que por su situación actual. Está lentísimo y cada vez le faltan más reflejos.

Atrás, la solidez de Mertesacker y Metzelder vuelve a estar en entredicho tras la batalla perdida con el croata Olic, uno de los delanteros que más me están gustando hasta ahora. En la medular, Ballack no está siendo el timón de equipo que se esperaba, mientras que Frings tampoco está cumpliendo con las expectativas. Por ello, Alemania sólo puede abonarse a la pegada de ambos, hasta ahora desaparecida.

Mientras que en ataque, el sabor de que boca que a día de hoy tengo es agridulce. Y es que hay un delantero alemán que esta brillando y otros dos que están desaprovechando una fantástica oportunidad de demostrar su verdadero nivel. Obviamente, me estoy refiriendo al máximo goleador del torneo junto a Villa, Lucas Podolski, y a Mario Gómez y Miroslav Klose, dos buenos delanteros que no están afinados.

Innsbruck 24/7: El espía y las 40 moscas

Francisco Ortí y José David López (Corresponsales en Innsbruck)

Qué si había que vacunarse contra el sarampión, qué si la picadura de la garrapata tirolesa es muy peligrosa,… Y por ahora ni lo uno ni lo otro. De momento, no echamos en falta ninguna de las dos vacunas –si Luis Aragonés no se ha vacunado pues nosotros tampoco, que también somos muy chulos-.

Eso sí, desde hace días estamos contemplando seriamente la idea de acercarnos a una farmacia en busca de una vacuna contra las moscas, que por aquí las hay a decenas. Son el auténtico terror de los montes alpinos. A su lado la garrapata no es más peligrosa que Heidi, a la que por cierto sólo hemos visto en el logo de una discoteca.

Según ha descubierto la ciencia, hay cerca de 120.000 de especias distintas de moscas. No nos hace falta consultar ningún libro para descubrir a cual de todas pertenecen las que se apoderan de la carpa de prensa todas las tardes. Son cojoneras. Así, como suena. Si España llega lejos en esta Eurocopa, tal vez tengamos tiempo para domesticarlas y que sean ellas quienes se encarguen de realizar nuestro trabajo.

Al grito de "¡espías, espías!" los aficionados españoles presentes en el entrenamiento de la selección recibieron a un grupo de seguidores suecos. Conscientes del cargo por el que se les acusaba no se hicieron los suecos y lo reconocieron con una media sonrisa. "Venimos a espiar", comentaron los escandinavos, vestidos con una ligera prenda de manga corta, mientras nosotros tiritábamos de frío en la grada.

Para terminar el día, acudimos a una carpa cercana al cuartel general de España para presenciar el Austria-Polonia metidos de lleno en el ambiente. Los continuos errores locales cara a puerta desesperaron a una ansiosa afición austriaca. En sólo 90 minutos pasaron por todos los estados de ánimo posible. La esperanza dio paso a la desilusión y, posteriormente, llegó la euforia. Hoy será una noche muy larga en Innsbruck.

Innsbruck 24/7: Cuatro goles, 5 jotas

Francisco Ortí y José David López (corresponsales en Innsbruck)

Día de sonrisas en la concentración de la selección española. Muchos intentan crear polémica insertando el bisturí periodístico para analizar hasta el más mínimo detalle del enfado de Fernando Torres al ser sustituido ante Rusia, pero lo cierto es que el ambiente es de calma y relajación después de la labor cumplida.

Sin lugar a dudas él más feliz de toda Austria era David Villa. Al margen de los tres goles, los que ya le suponen una gran alegría, el asturiano recibió la visita de su mujer y su hija Zaida. Después de tantos días sin ver a los familiares los jugadores disfrutaron de una merecida tarde libre junto a sus seres queridos.

La mañana en la carpa de Neutift –lugar donde estamos concentrados todos los periodistas- transcurrió con más tranquilidad de la habitual. Los nervios pre partido también se había hecho notar entre los miembros de la prensa, y tras una cómoda victoria se respira un clima más calmado.

El mayor sobresalto se vivió cuando el jamón hizo su entrada estelar. El Mesón 5 Jotas tuvo el detalle de invitar a la prensa a una muestra de sus mejores jamones. No duraron ni dos segundos. Una nube de periodistas hambrientos sepultó la mesa arrasando con todo lo que había sobre ella. Ni las servilletas quedaron. Más de uno se quedó sin catarlo –nosotros entre ellos-, pero a falta de jamón bueno es el pan, que tampoco estaba mal.

Tras responder a unas preguntas para la televisión sueca –si es que somos famosos en todos los rincones del mundo- y disfrutar con Portugal mientras cerrábamos las últimas noticias para Goal.com, decidimos marcharnos a la Fan Zone de Innsbruck donde seguiríamos el Suiza-Turquía con los aficionados.

No esperábamos mucho ajetreo en la capital tirolesa, pero lo cierto es que no caímos de la cuenta de que Austria acoge a un gran número de inmigrantes turcos. Eso parecía el Ataturk de Estambul. "TUR-QUI-A, TUR-QUI-A", gritaba la afición otomana, cuyos cánticos iban aumentando de decibelios con el paso de los minutos. El gol de Arda Turam desató la locura entre los aficionados turcos, y provocó un gran despliegue policial para evitar incidentes.

Estaba todo controlado por la seguridad local, pero ver a centenares de turcos caminando hacia ti ondeando sus banderas y celebrando una victoria con más rabia que alegría no te deja indiferente. Menos mal que ganaron.

En medio de la agresiva felicidad otomana encontramos a cinco compatriotas mucho menos temperamentales. Con una birra en la mano y un par de austriacas en el punto de mira, nuestros vecinos de Castellón se asociaron con nosotros para crear una pequeña colonia española alejada del bullicio. Así es imposible no querer a España.

miércoles, 11 de junio de 2008

La sencillez de Deco y compañía

Por Ander Barroso.-

Destruye la armada de Bruckner

Portugal está en cuartos. Su debut frente a Turquía fue tan prometedor que nadie dudaba de los hombres de Scolari. Es más, los lusos escalaron posiciones en las casas de apuestas. Con todo ello, la República Checa aparecía en el rostro de los portugueses. Visto lo visto en el partido inaugural, los checos no tenían que ser un problema para Portugal.

Sin embargo, Karel Bruckner echó mano de su dilatada experiencia para mantener en su sitio a Ronaldo y evitar que Portugal hiciese daño por las bandas. El orden táctico del combinado checo fue tal, que durante buena parte del partido, Portugal tuvo problemas para dominar el encuentro. Con la estrella del Manchester prácticamente inmovilizada, tuvo que ser Deco el hombre en destruir la armada checa.

El centrocampista blaugrana dio una lección de talento y oportunismo. Estuvo en el sitio preciso para adelantar a su selección, después de una genial jugada que salió de sus botas. El propio Deco fue quién se echó el equipo a sus espaldas cuando más encima tenía Portugal a los checos. Así, el ‘20’ luso fue lo suficientemente inteligente como para meterle el pase decisivo a Cristiano en el tanto final de Quaresma.

Parece mentira que después de una temporada horrorosa, futbolistas como el portugués o Puyol hayan recuperado su mejor nivel en la Eurocopa. Seguro que en Can Barca no entenderán nada de esto y si alguien pensaba que las cosas dentro del equipo blaugrana se habían hecho bien, aquí tiene una prueba de que eso no es cierto. El caso de Deco es más significante que el del central español.

Una medular táctica y técnica

Y es que los dos primeros partidos de Deco en esta Eurocopa han sido para quitarse el sombrero. Forma una de la medular más temible del torneo. Su compatriota Moutinho también está siendo otra de las sensaciones, mientras que la labor que hace Petit detrás de los dos es imprescindible para el equipo. Si a ello le añadimos la presencia de Ronaldo y Simao, nos damos cuenta de que Portugal es una de las grandes favoritas.

Es cierto que futbolísticamente no estuvieron tan bien como en el duelo ante Turquía. Pero teniendo en cuenta el buen papel de la República Checa atrás, la victoria de los lusos gana más mérito. El único pero que se le puede poner a los de Scolari es en defensa. Ricardo está mostrando una inseguridad tremenda a balón parado, mientras que el veloz Sionko les hizo sufrir a Pepe y Carvahlo.

Lo importante de todo esto es que Portugal se ha mostrado intratable en estos dos primeros partidos y ahora podrá disfrutar de un partido tranquilo y sin ninguna tensión ante Suiza. Scolari podrá dar descanso a algunos de sus futbolistas más determinantes, antes de que lleguen los cuartos. La única selección que puede ganarles antes de la final, tal y como está el cuadro, es Alemania, y es bastante probable que no se vean las caras con los de Joachim Low hasta las semis.

El fútbol sonrie a Turquía

Suiza y Turquía nos ofrecieron un partido brillante. Sinceramente, no esperaba pasarlo tan bien en el duelo entre la selección co-anfitriona y la otomana. Ambas selecciones habían caído en su estreno y estaban obligadas a ganar, para seguir optando a entrar en los cuartos. Por ello, tanto suizos como turcos lo dieron todo en un escenario fantástico, al que se sumó un elemento más: la lluvia.

Puede parecer una tontería, pero el césped se encharcó con abundancia y eso provocó que el partido cambiara radicalmente. A raíz de ese momento, lo verdaderamente importante fue el aspecto físico. Con el campo más pesado, los futbolistas tuvieron que hacer un esfuerzo físico más grande y eso provocó que viviéramos una segunda mitad emocionante.

Suiza se marchó al descanso por delante, con total merecimiento. Y es que, los anfitriones se impusieron a una Turquía poco mordedora en la primera mitad y pudieron irse al vestuario con una diferencia mayor. Pero perdonaron y lo terminaron pagando. No cabe duda que los turcos contaron con el siempre decisivo factor suerte, aunque no sería justo restarles méritos.

Pero, las cosas, como son. Pese a no disputar un partido memorable, Suiza llegó con más peligro a la portería rival, pero les faltó pegada, una característica fundamental en el fútbol. Todo lo contrario que los turcos, que aprovecharon dos clarísimas ocasiones, una de ellas en el tramo final, para darle la vuelta al partido y seguir con las opciones intactas. No puede decir lo mismo Suiza, que ha vivido el lado más amargo del fútbol.

martes, 10 de junio de 2008

Entre Garrapatas: Villa y Torres hacen a España temible

Por Ander Barroso.-

España venció claramente a la selección de Rusia y los temores acerca del nivel del combinado nacional desaparecen, por ahora… Y es que no tenemos que olvidar que los nuestros no han hecho nada hasta ahora. Ganar a un equipo del nivel de Rusia es lo mínimo que podían hacer los futbolistas españoles. Los cuatro goles marcados también son algo positivo, pero no nos olvidemos que a partir de cuartos la cosa cambia y te enfrentas a equipos mucho más hechos.

Si tuviese que apostarme una parte de mi sueldo en un hipotético partido de España y otra selección importante, (Portugal, Holanda, Alemania o Italia) apostaría por una derrota del cuadro español. El porqué es más sencillo de lo que muchos piensan. Me refiero a un tema simplemente psicológico. Los de Luis Aragonés tienen que confiar mucho más en sí mismos y obviamente nosotros también tenemos que estar a muerte con ellos.

Futbolísticamente, España es un equipo fantástico. Vale, es cierto que comete errores. Pero la perfección no es una característica válida en ningún aspecto de la vida y menos en el fútbol. Hasta los grandes equipos tienen algo que pulir siempre. De lo contrario, ¿para que servin los entrenadores? La selección nacional tiene un potencial más alto del mostrado en este primer partidoy puede ir a más en esta Eurocopa.

Los errores que comete España son tácticos. La falta de concentración y la mala colocación en acciones puntuales son aspectos que debe solventar el seleccionador. Estoy seguro que los de Luís no tendrán ningún problema de clasificarse entre los dos primeros de grupo, porque los otros dos rivales que tiene tampoco son otra cosa del otro mundo.

Con esto quiero decir que Aragonés tiene dos partidos para solucionar los problemas actuales del equipo y llegar en un buen estado a cuartos. Al igual que en otras ediciones, el choque de cuartos será fundamental para conocer el devenir de España. En ese partido, nos mediremos a una selección de nombre. Holanda e Italia son los dos que más han gustado del Grupo C, aunque no debemos ignorar a Rumania y Francia.

Pese a que el debut no español no ha sido perfecto, hay motivos para ser optimistas. Principalmente, porque ganar a tu rival marcándole cuatro goles significa que los de arriba han estado finos. Puede que no sea así siempre, pero sí en muchos casos y el de esta tarde, es uno de ellos. El buen entendimiento de Villa y Torres es una de las noticias más satisfactorias que nos ha deparado el partido.

El Niño volvió a recordar al del Liverpool y sus continuas salidas a recibir balón y sacar de sitio a la defensa rusa fueron clave. Por su parte, Villa disputó su mejor partido con España hasta ahora y firmó un hat-trick que dice mucho de su estado de forma. Sin duda alguna, podemos estar tranquilos, puesto que arriba tenemos dos estrellas que pueden desactivar partidos importantes.

En el aspecto defensivo, destacable la aportación de Sergio Ramos, la seguridad de Puyol y el buen hacer de Senna en la medular. Mientras que Xavi e Iniesta también estuvieron participativos. Sin embargo, Luís les dará un toque de atención a los suyos por las facilidades que concedieron al rival, que por otro lado, no las aprovechó. El problema puede aparecer dentro de algo más de una semana, cuando lleguen los cuartos y te midas a un rival de nivel que no perdone y te obligue a estar acertado en todo momento.

Pero creo que estos errores no son tan alarmantes, ya que los partidos ante Suecia y Grecia deben ayudarnos a solventarlos. Además, en este arranque de torneo, sólo Portugal y Holanda han rendido a un nivel magnífico. Pero si en la Eurocopa de 2004, Grecia se convirtió en campeón, España puede serlo perfectamente en esta edición, aunque ante todo, ir paso a paso.