sábado, 14 de junio de 2008

España y Suecia, viejos amigos

Francisco Ortí.-

Se conocieron en Solna. Volvieron a verse las caras en Madrid, y ahora se han citado para reencontrarse en Innsbruck. Suecia y España son dos viejos amigos que han saldado sus encuentros con una victoria cada uno. El desempate tendrá lugar este sábado en estadio el Tivoli Neu, con la Eurocopa como la excusa perfecta.

El primer encuentro se produjo en Solna, el 7 de octubre del 2006. España atravesaba su peor momento después de una visita a Belfast en la que hizo el Healy. Suecia no se mostró muy cariñosa con su nuevo amigo pese a la mala situación que aprovechaba y le derrotó con contundencia gracias a un golazo de Elmander y otro de Allback.

La relación no comenzó con buen pie para la Roja, o al menos eso pensó en un principio. Esa derrota en Solna supuso el golpe que terminaría de hundir a los de Luis Aragonés, quienes rompieron con el pasado y comenzaron a crecer desde cero. Suecia había despertado a la Roja no con cariño, si no a base de palos.

Así, cuando volvieron a encontrarse la situación era muy diferente. La segunda cita tuvo lugar el 17 de noviembre del 2007 en Madrid. España era mucho más feliz, más roja, más unida y con el buen juego por bandera. Suecia también tenía mejor humor puesto que se había reconciliado con el niño de sus ojos, Zlatan Ibrahimovic, con quien había discutido en tiempos pasados.

España, todavía con un residuo de rencor en la memoria por lo sucedido en Solna, no tuvo piedad de los suecos y puso a funcionar su maquinaria ganar y golear en un Santiago Bernabéu engalanado para la ocasión.

Este sábado, 14 de julio del 2008 los dos viejos amigos han vuelto a citarse para deshacer el empate a uno. Será en un terreno neutral, en Innsbruck, y con los Alpes y la Eurocopa como telón de fondo. En el estadio Tivoli Neu se decidirá quién gana el duelo entre amigos y el perdedor pagará al otro un viaje a los cuartos de final.

Los suecos llegan asumiendo un papel de victimas, sin hacer ruido, aprovechando la tradición egocéntrica de una selección española que acostumbra a mirar por encima del hombro a las primeras de cambio. Los que no saben los escandinavos es que la Roja de Luis Aragonés ha logrado escapar de los pecados de su pasado y tiene la humildad como una de sus armas principales.

4 comentarios:

miguel diaz dijo...

No me fio nada de Suecia. Tácticamente son disciplinados, físicamente fuertes y tienen un jugador desequilibrante. Todos los ingredientes para no estar nada pero que nada tranquilos. un abrazo. miguel

CALIGULA dijo...

El gol mas gritado.
Bien David Villa!!!!

Saludos de Buenos Aires.

KCO dijo...

Al final Ibrahimovic sólo ha jugado la primera mitad, y menos mal, porque se ha demostrado que es el único jugador sueco que realmente puede hacer daño. Se ha retirado, como decías, por problemas físicos.

OFF-TOPIC: Por cierto, ¿intercambiamos links? He visto que estás en mi blogroll pero como no estoy en el tuyo igual es porque no te he dicho nada! Jejeje

Un saludo

KCO
akeepersview.blogspot.com

Diego dijo...

A mi España me gusto a ratos, cuando perdimos la posecion empezamos a tener problemas. Suecia se metio atras por eso no pudimos ganar por mas goles
un saludo