sábado, 28 de junio de 2008

España quiere el reinado europeo ante Alemania

Francisco Ortí y José David López (corresponsales en Viena)

Una fecha histórica

El ganador histórico contra la biografía del fracaso. El ejercito de gigantes contra la sinfónica de enanos. El poderío físico contra el poder del talento. O lo que es lo mismo Alemania contra España. Hay muchas maneras de describir el duelo que protagonizarán alemanes y españoles sobre el césped del Ernst Happel de Viena con el título de campeón de Eurocopa como telón de fondo.

En la capital austriaca se enfrentarán dos selecciones de pasados antónimos y presentes contrapuestos. El extenso palmarés de los alemanes cara a cara con la desierta sala de trofeos de la selección española. El fútbol industrial alemán se medirá a la poesía que ha escrito con el balón la Roja a lo largo de toda la Eurocopa. El ansía de hacer historia contra la histórica costumbre de vencer.

La final de esta Eurocopa aparece ya con letras de oro en la histórica de la selección española. Después de superar la maldición de los cuartos de final, España vio como se le allanaba el camino hacia el éxito por primera vez en 24 años, cuando alcanzó su última gran final.

En aquella ocasión, en 1984, España salió derrotada por aquel famoso error de Arconada. Así pues, hay que remontarse hasta 44 años antes para encontrarnos con la última, y única, vez en la que España saboreó las mieles del éxito. 1964 es la fecha que toda España recuerda como ejemplo y la generación actual necesita renovarlo con un título en color.

De la ausencia de Villa a la incógnita de Ballack

Una de las notas del partido estará en el banquillo y en las ausencias. El banquillo español tendrá a David Villa, máximo goleador del torneo y pieza clave en el funcionamiento ofensivo de la ‘Roja’ hasta la fecha. Su lesión ante Rusia en las semifinales, le deja fuera por una pequeña lesión muscular.

Por parte española, se ha dejado caer que Cesc Fábregas será su sustituto como ya lo fuera cuando el asturiano se tuvo que retirar ante los rusos. La entrada del mediocentro hace que España gane en presencia en mitad de cancha, ganando así un efectivo más en su intención de llevar el ritmo de juego y el control de La posesión. Junto a Xavi, Iniesta y Silva, forman el mediocentro que más toque tiene de todo el torneo y el que más se ajusta a la planificación y estilo que propone Luis Aragonés.

Otra alternativa sería dar entrada a Guiza y no trastocar el sistema que viene siendo habitual, ya que el aún mallorquinista sería el reemplazante ideal por su condición de delantero. Sin embargo, esta posibilidad se cae con el paso de los minutos y, tal y como ha dejado ver Luis, prefiere al ‘pichichi’ liguero para tener una carta en caso de necesitar fuerza atacante a lo largo del partido.

En Alemania, la noticia saltó en el último entrenamiento. Ballack, estrella y capitán germano y, desde luego, pieza clave en el plan de Joachim Low, no terminó el entrenamiento previo a la finalísima y se retiró dolorido en su gemelo. Lleva dos días sin poder entrenar y aunque se especula su baja, muy mal debería estar el mediapunta del Chelsea para dejar escapar tal escaparate.

La nota opuesta viene de la mano de Frings, que se ha recuperado tras romperse una costilla ante Austria y ser baja contra Turquía. El mediocentro destructor vuelve al once inicial y podría acompañarle Borowski si, finalmente, se cayera del equipo Ballack.

Precaución y optimismo

Cómo es habitual en las grandes citas, ambos contendientes han recibido sus respectivas dosis de elogios del rival. La típica lisonja u ofrenda de paz antes de la obligatoria guerra.

"Mañana hay que respetar al rival, que nada más y menos se llama Alemania", declaró Luis Aragonés, quien también repartió jabón para Michael Ballack, a quien considera "un gran jugador". Además, el Sabio destacó el poderío físico alemán y señaló que se enfrentará a una "gran selección".

Low, por su parte, confesó que ve a España como la mejor selección de Europa y adelantó que Alemania tiene potencial en el banquillo para cubrir la ausencia de Michael Ballack.

Alineaciones probables:

ALEMANIA: Lehmann; Friedrich, Mertesacker, Metzelder, Lahm; Hitzlsperger, Frings, Ballack, Schweinsteiger; Podolski y Klose.

ESPAÑA: Casillas; Sergio Ramos, Marchena, Puyol, Capdevila; Iniesta, Senna, Xavi, Silva; Cesc Fábregas y Fernando Torres.

Árbitro: Roberto Rosseti (ITA).

Estadio: Ernst Happel, de Viena.

Hora: 20.45

1 comentario:

Xainy dijo...

Sin duda España fue la mejor de todo el torneo... y al pasar a cuartos de final, a parte del miedo por las estadísticas y la historia, ví como caían Holanda y Portugal... y España venía haciendo un papel super bueno, lo que me hizo pensar en una posible eliminación... pero no, Campeones de Europa!
Nuevo artículo acerca del todavía Presidente del FC Barcelona, Joan Laporta y de la moción de censura.
Saludos. Viva el Fútbol.

http://mirondo.blogspot.com