martes, 29 de enero de 2008

El Jugador de la Jornada: Robinho

Por Ander Barroso.-

Muy mal tendrá que hacer las cosas el Real Madrid para perder el título de Liga en los diecisiete partidos que todavía restan por disputarse. Es cierto que aún queda por disputarse prácticamente la mitad del campeonato, pero los nueve puntos a favor que tienen los hombres de Schuster respecto al Barcelona, les convierten en firmes candidatos a repetir el título liguero.

Los números del equipo blanco son impresionantes, aunque lo verdaderamente bueno del cuadro merengue es su manera de ganar partidos. Defensivamente han comenzado a mantener una cierta solidez que hacía tiempo que no se veía. En el centro del campo, Schuster cuenta con incontables recursos, entre los que se encuentra la creación de Guti, la pegada de Sneijder y las filigranas de Robinho, mientras que arriba, Raúl y Van Nistelrooy son incuestionables.

Por todo ello, el Madrid tiene la Liga en el bolsillo. Además, sus rivales están por debajo de su nivel. El Barca no termina de ser un digno equipo para luchar por el torneo. De hecho, este domingo sólo pudo empatar frente a un Athletic que logró un meritorio punto merced a la ejemplar actitud de sus futbolistas. Atlético, Villarreal y Espanyol siguen el rastro del conjunto blaugrana en la clasificación, pero a día de hoy no pueden ser candidatos al título, puesto que carecen de constancia.

Así que si Schuster y sus hombres saben manejar la situación, el Madrid logrará su segundo título liguero consecutivo en el mes de mayo. Y en estás, cabe destacar a Robson da Souza, un futbolista que cumplió veinticuatro años el viernes, como el gran protagonista de la jornada. El brasileño había manifestado en los días previos al partido que su intención era contribuir a la victoria de su equipo frente al Villarreal para distanciar un poco más al Barca y para terminar de celebrar su cumpleaños.

¡Y vaya que lo hizo! Robinho contribuyó a lo grande en la victoria del Madrid, puesto que fue el autor de dos de los tres tantos del equipo. El extremo blanco se encargó de abrir la cuenta goleadora nada más comenzar el partido, al realizar un sensacional desmarque ganando la espalda a la zaga de la defensa del Villarreal. Guti vio igual de bien que siempre el cambio de ritmo del brasileño, al que le metió un pase de escándalo para que batiera sin controlar el balón a Diego López.

El cuadro de Pellegrini no se rindió y demostró que su tercera posición es más que meritoria. Cazorla, Giuseppe Rossi y Nihat, entre otros, triangularon en el campo del Madrid con una rapidez absoluta, demostrando ser grandes futbolistas. Y así, el Villarreal empató el partido acabando con la racha de imbatibilidad de Casillas, que tras 575 minutos, volvió a encajar un tanto.

El encuentro se convirtió en todo un espectáculo de idas y venidas que, con ocasiones en ambas porterías y con dos magníficos porteros. Diego López tuvo la oportunidad de reivindicarse en la que fue su cada durante dos años realizando todo tipo de intervenciones. Van Nistelrooy contó con dos claras acciones que detuvo meritoriamente el ex guardameta blanco, mientras que Raúl también tuve unas cuántas.

Se llegó al descanso con empate en el marcador y nadie podía creerse que el Madrid no pudiera ganar en casa… Y en estás, Sergio Ramos demostró que no sólo sabe defender bien, sino que también tiene un instinto que a veces le obliga a hacer cosas poco naturales, teniendo en cuenta que es defensa. El polivalente defensa andaluz salió desde el area madridista, hizo la pared con Guti en un explosivo contragolpe y llegó hasta la frontal del area castellonense.

Diego López hizo lo imposible para que no le marcaran, pero en el tercer disparo seguido, Robinho ajustó el balón al poste izquierdo sin que el portero del Villarreal pudiera hacer nada para detenerlo. Los de Pellegrini siguieron a su ritmo y volvieron a empatar, merced a un tanto de Capdevilla. Pero el Madrid no se quedó atrás y Sneijder convirtió en oro el primer balón que tocó, para poner en el marcador el definitivo 3-2.

El Madrid sumó tres puntos con los que prácticamente sentencia la Liga. Una Liga en la que Robinho ha vuelto a ser aquel chico que debutó en Cádiz hace dos años y volvió loca a la zaga gaditana en el poco tiempo que tuvo. Hizo todo tipo de filigranas, que posteriormente Capello le hizo desaparecer.

Sin embargo, Schuster le ha devuelto la confianza y ahora Robinho no sólo desborda con todo tipo de regates, sino que también marca goles. En Liga suma ocho goles y está a uno de Raúl, por lo que estamos hablando de un auténtico fuera de serie. ¡Qué cumplas muchos años así, Robao!

4 comentarios:

CALIGULA dijo...

Pedazo de jugador Robinho, aunque a veces sea tan criticado.

Felicitaciones por el joven blog.

Saludos de Buenos Aires.

José Mª dijo...

Hizo un partido muy bueno, y la prensa le quita más de lo que le da, pero poco a poco se va viendo el gran jugador que es. Espero que cuando le lleguen las vacas flacas al Madrid, haya madurado como para tirar de él.
http://senderobetico.blogspot.com

A Lo Panenka dijo...

A Caligula: El tipo de fútbol de Robinho provoca que a veces sea criticado, como bien dices. Gracias, amigo.

A Jose Mª: Es cierto que todavía le queda por madurar, aunque en los últimos seis meses ha dado un salto tanto impresionante. A día de hoy, creo que es lo sufucientemente maduro como para tirar del equipo.

Un saludo.

atreyu_25 dijo...

si quieres saber que fue de los jugadores más carismaticos del mundo entra en :
htpp://quefuedeaqueljugador.blogspot.com