domingo, 30 de noviembre de 2008

Algo más que tres puntos

Por Ander Barroso.-

Nunca antes un equipo había ganado en Stamford Bridge haciendo tan poco. Pero sí, el Arsenal consiguió imponerse a un Chelsea que cada vez intimida menos como local. Los ‘gunners’ salvaron el match-ball de cara al título y el 1-2 puede ser un buen clavo al que agarrarse para salir de la crisis.

El Arsenal se presentaba en Stamford Bridge en el peor momento posible. A diez puntos del liderato y en plena crisis, el derbi londinense era una final para los de Arsene Wenger, que estaban obligados a ganar para seguir optando a la Premier. Imagínense la importancia del partido para los ‘gunners’.

Sin embargo, el Chelsea demostró desde los primeros compases que el Arsenal iba a necesitar un golpe de efecto para ganar. Los de Scolari se hicieron con un control efectivo total de la medular, dónde Ballack, Lampard y Deco se impusieron a Cesc y compañía.

Pero a los ‘blues’ les faltó pegada. Anelka no tuvo una tarde inspirada y Kalou perdió la batalla con un solvente Gallas. De hecho, el único tanto del Chelsea lo marcó Djourou en propia puerta tras un error en el saque de Almunia.

El último cuarto de hora del primer tiempo fue agónico para un Arsenal que no estuvo en el partido. Los de Wenger aguantaron como pudieron y fue todo un milagro que se fueran al descanso con un único tanto en contra.

Un 1-0 que, pese a ser corto, podía ser perfectamente definitivo, puesto que era impensable que los ‘gunners’, en las condiciones que estaban, pudiesen meter mano a un equipo bien plantado. Sin embargo, Adebayor encontró en Ivanovic al gran defecto del Chelsea.

Seguía sin ser suficiente. Hasta que Van Persie, en posición de fuera de juego, batió a Cech. Sin que el Chelsea pudiese digerir el empate, el mediapunta holandés volvió a marcar tres minutos después tras un buen pase de Adebayor.

Parecía imposible. Pero era cierto. El Arsenal estaba por delante en el marcador con media hora por disputar. Los ‘blues’ tenían tiempo para remontar, pero la presión les bloqueó y desaparecieron del partido. Todo lo contrario que los ‘gunners’, que empezaron a moverla, con Cesc como líder. Supieron dormir el partido y sumar tres puntos de oro.

1 comentario:

fernando dijo...

El Arsenal necesitaba un triunfo así. Como bien dices, supone más que un simple triunfo. Los gunners se meten en la lucha por la Premier en el día del debut de Cesc como capitán. Un abrazo.